Yeray “el peligro”

24 diciembre, 2012 at 8:56

Mi reflexión de hoy. Siempre nos mandamos mensajes de washap con cosas cotidianas, como está ander, Vania, como está tu madre, ganó el barsa amigo, y mensajes de ese estilo, cotidianos, que a veces tardo en contestar, pero en definitiva siempre estamos pendientes aunque pasen meses sin vernos, pero un mensaje diario siempre existe.
Hace unas semanas recibo un mensaje de él donde me cuenta el proyecto que tenía de ir a las personas que ahora viven en el Pancho Camurria a llevarles ” un poco de alegría y a testimoniales que no estaban solos” y que lo haría con la Murga, con los Triqui traques”.
Yo, que lo conozco bien y que sé de su constancia, le brindé la ayuda que podía. Me pidió unas cajas y que le sacará unas fotocopias de una letra que cantarían ese Dia. Me contó que más murgas se habían sumado a su idea.
No dormía, los nervios le atenazaban porque deseaba que hubiese mucha colaboración, él mismo habló, busco colaboración, animó, desplegó lo que tiene y vivió su proyecto.
Ayer fue el día. Ayer recibí el mensaje que me decía” estoy emocionado, tengo ganas de llorar, no se que decir”.
Yeray Reyes Negrin es un joven ( todavía lo es) padre de un hijo ( mi ahijado Ander) que está en paro, que tiene muchísimos problemas para poder cubrir todas sus necesidades pero que no dudó en aglutinar y repartir felicidad.
Yeray, como siempre, ha logrado emocionarme. Ha logrado enseñarme que querer es poder, que si nos unimos, entre todos, entrelazados, las cosas salen. Que se puede dar incluso de lo que no tenemos, que se puede llegar muy lejos si todos empujamos a la misma dirección.
Yo ayer le contesté que el espíritu de la Navidad se manifestaba en él. Yo los recuerdo en Candelaria, a él, a aitor y a Rafa, a su padre ( ya se marchó) a su madre. Ellos en los veranos se trasladaban a Candelaria, a una casita que está en la calle que da a la basílica y siempre estaban sonriendo, así los recuerdo. Y cuando se sonríe es que somos felices.
Después siempre nos veíamos en carnavales hasta que amigos en común, o la misma vida siempre te vuelve a conseguir.
Tu, que luchas por la vida, ayer luchaste por la inmensidad, tu que luchas por tu familia, ayer la ampliaste, tu que no te cansas de dar ayer recibiste lo más grande que es la sincera admiración de la solidaridad.
Y hoy, a través de ti y de tu ejemplo, quiero desearles a todas aquellas personas de buena voluntad, da igual que vivan en Palacios como en lugares humildes, da igual que coman caviar como sardinas, da igual que vivan entre algodones que entre lanas, que después de tu ejemplo, todos los días sea Navidad, que aprendamos que ” querer es poder” y que nos ilusionemos como haces tu todos los días. La ilusión que nunca la perdamos que es el motor que nos alimenta a seguir luchando todos los días.
Feliz Navidad Yeray. Feliz Navidad amigos y amigas, feliz Navidad mundo. Y que este espíritu nos invada para siempre. Se que hoy, muchas personas se sienten identificadas con Yeray ” el peligro” porque así lo llamaban desde el colegio y desde la Murga infantil cuando Juanjo decía ” este niño es un peligro”.

20121224-085602.jpg