Todos esperando a Marina.

22 Febrero, 2013 at 7:38

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos y amigas, les informo que en la Gomera ya están contando las horas para la llegada de Marina.
Así se llamará mi nueva sobrina nieta ( la hija de mi sobrino) que nacerá en horas. Todos son nervios, ya mi hermana Ani, la abuela de Marina, vino de la península para no perderse el acontecimiento de ver crecer la familia y mi madre, que es su bisabuela, también está en la Gomera deseando que todo salga perfecto.
Anoche, Lorena, la madre de Marina, dio un susto porque pensaban que había llegado la hora pero fue una falsa alarma. Todos duermen y no duermen. Todos se despiertan al menor ruido.
Efrain, mi sobrino nieto, que va a cumplir dos años mira todo con curiosidad y nota que hay algo que está por llegar. Ya no estará sólo porque tendrá en unas horas a Marina.
Cuando nació Efrain hace dos años, vino con “un pan bajo el brazo”porque mi sobrino Fran, el padre de Marina, se ganó justo una semana antes de nacer efrain la cantidad de 36.000 euros en un cupón de la Once que compró en un bar de Alajeró. Mi sobrino nunca juega a nada, pero ese día estaba de servicio y quedaba solamente ese número en el bar y le dio por comprarlo. Todo el mundo dice que Efrain nació con ” un pan bajo el brazo”.
Marina nacerá en una familia trabajadora, humilde, generosa, joven y con muchísimas ilusiones donde tendrá todo el cariño que necesita para su crecimiento. Ya tiene todo su pequeño ” ajuar” para que sus primeros días y meses tenga una vida tranquila y placentera. Me da pena el pobrecito de efrain que ya tendrá que ir dejando el pecho de la madre porque ha llegado una nueva inquilina.
Yo no he tenido la sensación de ser padre. Pero debe ser algo maravilloso. También es una gran responsabilidad el criar a tus hijos, darles educación, velar por su salud, hacerlos felices, desvelarte en las noches, calmarlos cuando tienen una pesadilla, vigilarlos. Es una gran responsabilidad para la que hay que estar preparado.
Con el nacimiento de mi sobrina nieta Marina, también pienso en todos los niños y niñas que nacerán a la misma hora en diferentes lugares del planeta y que no serán tan felices como Marina. Habrá niños y niñas que no podrán sobrevivir por falta de alimentación, que serán explotados, que no tendrán un colegio, que no tendrán un médico, que vivirán en una permanente zozobra. Hoy volveré a mirar los derechos universales de los niños y las niñas y los repasaré. Ls invito a que lo hagamos.
Habrá niños y niñas que mañana nacerán a la misma hora que Marina en países que están en conflicto. Pero sus madres, al igual que Lorena, lucharán por darle lo mejor de sí por intentar luchar por su bienestar y su crecimiento y que, entre sufrimientos, nunca les faltará unos brazos en cualquier situación. Mi mayor deseo hoy es que, al igual que Marina, todos estos niños tengan lo que necesariamente necesitan. Ojalá sea así.
Cuanto luchan los padres por los hijos¡!!!!!!. Esa es la vida. Por eso ahora tenemos que valorar muchísimo más la figura de nuestros padres, que nos han protegido y nos siguen protegiendo desde que nacimos. Ahora los padres están jugando un papel fundamental en nuestras vidas y, nuevamente, les ha tocado sacrificarse para nuestro bienestar en la situación que estamos viviendo.
Cuidemos a nuestros niños. Que esta crisis les afecte lo menos posible. En estas Navidades miré un video que me emocionó muchísimo donde un padre le explicaba a su hijo de 5 años que este año Papá Noel traería menos regalos porque a su reno favorito se le había partido una patita y no podía cargar mucho peso. Tenemos que regalarles ilusión, sonrisas, cariño. Darles paz. Ellos serán los que se encarguen de nosotros en muy poco tiempo. ( 20,30 o 40 años es poco tiempo).
Si me tengo que reencarnar. Me gustaría hacerlo en la figura de una mujer para poder tener la experiencia de ser madre. Creo que es la mayor bendición que Dios le puede dar a un ser humano, en este caso mujer, la dicha de poder ” ser madre”. Es algo grandioso, muy grandioso. Es el misterio de la vida.
Así, queridos amigos y amigas, que aquí estamos, esperando a que llegue Marina que nacerá en la Isla de La Gomera entre silbidos, ruido de chácaras, arrullada por los alisios y la brisa del mar Atlántico y con el enorme cariño de Fran, de Lorena y de toda su familia.
No tardes mucho más Marina, que te estamos esperando.
La foto es de mi sobrino nieto Efrain que está para comérselo y autorizada por sus padres para publicarla. Un abrazo.

20130222-073809.jpg