Tamara Pérez, mujer coraje y campeona.

13 junio, 2013 at 6:22

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos, amigas y confidentes.
Realmente, la vida no para de darme sorpresas, cada día logro sorprenderme con los demás, con sus logros, con sus metas y con sus sueños. No paro de sorprenderme.
El sábado pasado quedé con mi amigo Ibrahim López para darle unas galletas gomeras que le encantan y le pregunté por su pareja.
Me dice: ” ella está en Fuerteventura Efra, en los campeonatos de España de Natación”. Yo le contesté de la manera más ingenua del mundo con una pregunta ¿ y a que fue?
Lógicamente Ibra me miró con cara de asombro y me dijo: pues a que va a ir, a competir.
Evidentemente, la conversación de las siguientes dos horas giró toda en torno a Tamara Pérez, la pareja de Ibrahim López que en los pasados campeonatos de España de Natación consiguió nada más y nada menos que el siguiente medallero: dos de oro, cinco de plata y una de bronce. Mi asombro fue tremendo porque no sabía absolutamente nada.
A Ibrahim se le iluminaba la cara cuando me hablaba de Tamara. Justo cuando conversábamos llegaban noticias de nuevas medallas y yo más alucinaba.
Y realmente es una historia que quiero compartir con Ustedes. Tamara dejó de ir a los campeonatos porque quedó embarazada de Jerome ( ya con genes de campeón) tiene apenas un año y ya se le ven las formas. Una vez que su hijo nació se dedicó a cuidarlo y a participar en el sueño de Ibrahim. Cuando Jerome comenzó a ir a la guardería, Tamara comenzó a entrenar y a retomar su sueño de volver a competir y a dedicar un montón de horas a entrenar y a compaginar los entrenamientos de Ibra que también tenía un sueño.
Yo, que soy preguntón he averiguado que Tamara cuando se sumerge en la piscina de competición piensa que tiene que llegar antes que sus rivales, piensa que tiene que explosionar, piensa en el día a día. Mientras da cientos y cientos de brazadas piensa en su familia, en sus seres queridos, en su hijo, en el futuro, en las ilusiones y en llegar a la meta.
Es increíble que en todas las veces que nos hemos visto, nos ponemos a hablar de boxeo, de los sueños de Ibrahim pero nunca he oído la palabra “natación”. Eso quiere decir que definitivamente el secreto de la felicidad está en hacer felices a los demás. Tamara, con una discreción increíble escucha lo que hablamos, sonríe, se emociona y vive intensamente el éxito de la persona que ama. Tamara me ha dado una clase maestra de generosidad y serenidad.
En Fuerteventura, el equipo femenino quedó en primer lugar de España con Tamara dentro de ese equipo de Tenerife. Que orgullo y que honor.
Encima Tamara trabaja los fines de semana. Por lo que sabe que el esfuerzo entre semana tiene que ser el triple para poder llegar a conseguir los objetivos.
Yo le pregunté a Ibra todo lo que pude y más. Desde que de niña hacia gimnasia rítmica y natación, que siempre fue una gran deportista, que sus sueños están por cumplirse y un largo etcétera.
Tamara se deja querer inmediatamente. Yo sintonicé con ella desde el minuto uno. Lo que no me perdono es no saber que estaba ante una campeona de España, y no por ser campeona de España precisamente, sino porque creo que a veces debemos detenernos y observar porque la persona que tenemos en frente es capaz de sorprendernos inmensamente. Quizá el secreto esté en hablar menos y escuchar más.
Hoy quiero darle las gracias a Tamara por su discreción, por su entrega total, por su apoyo incondicional, por su sacrificio, por su desprendimiento, por su saber estar, por su don de gente, por su alegría, por su humanidad y por su valentía. Tamara es una mujer muy valiente, infinitamente valiente.
Y hoy, después de todo ello, después de todas estas noticias sorpresivas he llegado a la conclusión de que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, en este caso inmensamente grande.
Estoy seguro de que si Tamara no hubiese estado, Ibrahim no hubiese conseguido su sueño de ser campeón de España de Boxeo. Así que no me queda menos que enorgullecerme de tener dos amigos míos campeones de España. Si les soy sincero no mucha gente puede decir eso. La vida me da estos regalos que yo acepto con gran gratitud.
Un beso enorme Tamara.
Nota al dorso: no se sí le gustará que escriba esta reflexión pero me sentía en la obligación de hacerlo. A partir de ahora en nuestros escasos encuentros de amigos porque la vida es vertiginosa hablaremos de boxeo y natación, entre otras cosas.
Feliz día a todos amigos y amigas.

20130613-072238.jpg