Prácticas de felicidad.

1 Marzo, 2013 at 7:29

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos y amigas, ayer escuché en la cadena Ser a una persona que hablaba en el programa de la tarde y que decía que la felicidad tenía una parte teórica y otra práctica. Seguía hablando el señor ( que me encantó) que los momentos felices había que ” practicarlos” y que, todo con la práctica se volvía cotidiano.
Y es muy cierto. Yo creo que la felicidad es como el ” carnet de conducir”. Cuando vas a la autoescuela primero tienes que aprender la teórica, y después viene lo más apasionante que son ” las prácticas”. Recuerdan la primera vez que se montamos en un coche los nervios que pasamos.? A medida que fuimos practicando nos llenábamos de más seguridad. Posteriormente nos dieron el carnet de conducir, nos pusieron una “L” y a medida que fuimos adquiriendo destreza nos encontramos que, realmente, conducir un vehículo se hace fácil manteniendo siempre la prudencia.
Pues el estado de la felicidad es igual. Existe una parte teórica que nos enseñan ( valores humanos, gestos cariñosos, aceptación ) pero todo eso hay que practicarlo para alcanzar la suficiente destreza y llegar a ser casi felices.
Por ejemplo: si a mi madre no acostumbro darle un abrazo todos los días, si empiezo a practicarlo, después se convertirá en una práctica habitual y nos hará muchísimo más felices.
Creo que debemos practicar las buenas situaciones, la buena conversación, el cuidar a los amigos y a los que nos rodean. Si lo practicamos siempre, al final nos sale solo porque se convierte en lo habitual.
Cuando practicamos la felicidad, la vida se torna de otro color. Adquirimos una mayor calidad de vida, una mejor visión de lo que nos toca y tocará vivir. Eso siempre sucede.
En el trabajo, también debemos buscar situaciones de felicidad, con nuestros compañeros, con el ambiente, con nuestros objetivos. Al final, se convertirá en una rutina diaria y seremos más felices.
Hagamos un ejercicio de felicidad. Anotemos en un cuaderno que vamos a llamar: ” el cuaderno de la felicidad” todas las prácticas que debemos realizar para poder conseguir un auténtico estado feliz. P.ejem. Debo llamar a mi hermano a Caracas y decirle que lo quiero y que lo extraño porque está lejos. Le voy a comprar a mi amigo un detalle sencillo porque le gusta aunque no sea su cumpleaños. Debo organizar un encuentro con los amigos para pasar una tarde agradable. Cuando vuelva a ver a mi madre la abrazaré durante 20 segundos y le diré que la quiero. Lo escribimos y vamos poniendo una “x” en lo que vayamos a hacer con un comentario sobre la sensación que nos ha causado esta acción.
Hay que decirlo. Ahora más que nunca hay que practicar la felicidad para que sea una norma habitual.
Somos lo que practicamos, adquirimos destrezas cuando practicamos continuamente una acción. Pues siendo así, practiquemos la felicidad y los momentos felices.
No hay clases de ” prácticas de felicidad” debemos ser nuestros propios maestros y auto-evaluadores. Y en el ” cuaderno de la felicidad” anotemos también nuestros avances que, seguro, nos llenaran de orgullo personal.
Si practicamos odio seremos expertos en odiar, si practicamos envidias seremos expertos en infelicidad, si practicamos celos, nos volveremos egoístas, y si practicamos felicidad, seremos felices.
“Nacemos sin nada y morimos sin nada. Sólo nos llevaremos el amor que hemos dado y el que hemos recibido”. Esta frase también la dijo el señor que hablaba en la Ser y que a mi me encantó. Estoy a ver si puedo localizar la grabación. Fue ayer a las 15:15 ( hora canaria).
Un enorme abrazo a todos y todas. Feliz viernes y ya lo saben, este fin de semana ” practiquemos la felicidad”.

20130301-072856.jpg