Mi homenaje a la orquesta Wamampy

26 febrero, 2015 at 7:48

Queridos amigos y amigas. 

Ya terminaron los carnavales de Santa Cruz de Tenerife y en estas fiestas carnestolendas ha sucedido algo que, quizá, haya pasado un tanto desapercibido pero que es un acontecimiento: fueron “las últimas actuaciones de la orquesta Wamampy de La Gomera”. 

A mi me dio mucha tristeza porque les juro que la Música de la “Orquesta Wamampy” era como la banda sonora de los veranos de la Gomera y de otros sitios, pero especialmente de la isla redonda.

La Gomera siempre ha tenido fama de tener muchas y buenas orquestas bailables. Quien no recuerda a la famosa orquesta los Bajip? O la orquesta Los Chaves? , o La Marina, o aquella famosa orquesta de San Sebastián que el vocalista se llamaba Indalecio y aún lo recuerdo cantando de vocalista y fumando sus cigarrillos en plena actuación. A mi Indalecio se me parecía a un cantante PuertoRiqueño llamado Daniel Santos porque tenían el mismo estilo.

Pero hablemos de la ” Orquesta Wamampy” que es de quien quiero escribir hoy. Justo cuando yo estaba regresando de América ellos se fundan allá por el año 1989 y el nombre tan diferente, varios de sus componentes lo sacan de del lenguaje indio peruano. Es que en aquella época todo lo sudamericano gustaba mucho en la isla colombina, quien todos los meses de octubre rinde sincero homenaje con las ” semanas colombinas” a América. Su mérito son las actuaciones sin sintetizadores ni sonidos de artificio. Las orquestas de la Gomera tienen un sonido muy particular y punteado que inmediatamente las identificas.

Estos jóvenes, y ya no tan mozos eran todos del barranco de Santiago. Cuando la orquesta ensayaba, por el capricho de nuestra orografía, la música se podía oír a kilómetros de distancia dependiendo del sentido del viento. La música subía por los barrancos hacia arriba y el eco del punteado podía llegar hasta las mismas faldas del Garajonay. 

Los veranos en la Gomera no se conciben sin las tradicionales verbenas, los típicos ventorrillos con hojas de palmera para dar sombra, el olor de la carne de cochino que han matado la noche antes, los dulces formeros caseros que los comes acompañado con la copita de Mistela o de ” licor 43″ justo antes de ir al baile, la vigilancia de los controles de la guardia civil que siempre se avisan unos a otros, los puestos llenos de ” cachivaches” de colores y, por supuesto: ” la Orquesta”. 

Yo nunca había visto que, bajo un sol inclemente empezara una verbena. Eso sucede en Arure cuando están haciendo el ramo. El sol inclemente y la plaza llena con la orquesta interpretando un famoso corrido mexicano: ” el Tenempa” …. En el Tenampa se recuerdan muchas cosas  y los mariachis son los amos y señores”. Como quiero a Arure y a mi querida Conchita que algún pasodoble bailé con ella¡¡¡

Y los que venían de Venezuela que pedían el whisky con el vaso lleno de hielo y lo removían con el dedo al son de la música de la orquesta. Era una señal de demostrar que sabías beber correctamente el whisky. Bueno  corríjanme si digo alguna mentira, pero justo en los veranos y en las verbenas, hace ya muchos años, venían los emigrantes de América a buscar su prometida y casarse posteriormente por poder y, normalmente,  esas relaciones que eran para toda la vida salían de las verbenas, tenían que enamorar en menos de un mes. 

Los veranos en la Gomera son mágicos. O si no que se lo pregunten a tanta gente que ya está poniendo de moda irse unos días en el verano para bañarse en la bajada del secreto o en tapaúga. 

Yo recuerdo muchísimo los veranos, las orquestas y las verbenas de la Gomera. Tan importante son las orquestas en la isla que me vio nacer, que el Cabildo de La Isla Colombina les editó un interesante recopilatorio de ” las orquestas gomeras”. Le diré a mi amigo Casimiro Curbelo que me diga donde puedo conseguirlo. Casimiro, aunque no seamos de la misma fuerza política y ahora esté pasando por un ” momento políticamente convulso” es mi amigo, le tengo muchísimo aprecio. 

Pues este es mi pequeño homenaje a la ” Orquesta Wamampy” de La Gomera y que ya en el año 1996 se convirtió en SL. 

La música, la Verbena, y todo lo que conlleva una fiesta popular.,además de generar alegría, felicidad y potenciación del tejido social del pueblo, también genera desarrollo económico y consumo.

Muchísimas gracias a mis amigos de la ” Orquesta Wamampy” porque me han dado momentos de felicidad y de alegría extrema y que ” la gomera eeeee la Go la gomera eeeeeeee” .