Los rumores políticos.

12 mayo, 2013 at 11:19

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos, amigas y confidentes. Leo hoy en una contraportada de un periódico que ya se están haciendo cábalas para las próximas listas electorales, sobre quienes ocuparán los primeros puestos de salida, sobre quienes seguirán y un largo etcétera de conjeturas de todo tipo.
Sinceramente creo que ahora los ciudadanos y ciudadanas están deseando que la clase política resuelva sus problemas cotidianos, que trabajemos todos ” codo a codo” sin mirar los colores políticos para poder sacar este país adelante y, sobre todo, que se viva en la realidad de los hechos. Eso es lo que están deseando los ciudadanos y lo que esperan ansiosamente de nosotros.
Por supuesto, en un sistema democrático debe funcionar la idoneidad de las candidaturas políticas, pero más debe funcionar el interés general de la ciudadanía con la finalidad de que se sientan identificados con aquellas personas que nos han elegido para ejercer funciones de gobierno.
También es cierto que existen personas que ” les encanta” dar cábalas. Que se sientan a desayunar y son capaces de arreglar, de poner y de quitar. Pero lo más alucinante es que, muchas veces, son personas que están en puestos secundarios pero que les encanta la polémica, la cabalística, la presunción, la siembra de rumores y la insidia. Yo animo a todas esas personas a que trabajen arduamente en las funciones que les ha tocado desempeñar y que ocupen todo su tiempo en resolver los problemas de los ciudadanos que para eso están.
Creo que el sistema debería cambiar profundamente. Ya es tiempo en la situación que nos está tocando vivir que el sistema electoral tenga un profundo giro. Debemos abogar por las listas abiertas para que los ciudadanos y ciudadanas puedan expresarse con una mayor libertad y que su elección no quede en agua de borrajas. La ciudadanía es lo suficientemente inteligente para saber quienes están trabajando, quienes trabajarían incansablemente y quienes se merecen su confianza. El sistema de listas abiertas haría que los ciudadanos confiaran aún más en aquellas personas que deben tener responsabilidades con su elección directa y en definitiva, se sintieran más identificados con nuestro sistema democrático.
Los rumores en política son totalmente inevitables. Todos lo hemos vivido alguna vez, pero lo que debemos hacer es trabajar en equipo para conseguir los objetivos.
Hoy se necesita el consenso, la concertación, el diálogo con todas las fuerzas políticas y todos los agentes sociales. Hoy más que nunca debemos sentarnos las horas que hagan falta para intentar cambiar muchas cosas de este sistema democrático que, en un mundo tan cambiante no se puede quedar obsoleto como si aún viviéramos en el año 1979.
Hay una generación que viene ” pisando fuerte” una nueva generación que es la más preparada de toda la historia y que son un enorme porcentaje de nuestra sociedad. Una nueva generación que ve la política desde otro prisma, desde un punto de vista más aglutinador, más dialogante y más real. Es nuestro gran recurso, es nuestra gran esperanza, todos esos jóvenes que visualizan la política desde otro espacio vital.
Por eso, después de leer hoy esa contraportada de cábalas, posibilidades aritméticas, fórmulas de rumores, encajes de bolillos y un largo etcétera, pienso que mañana es lunes y que hay que trabajar, como dije anteriormente, para buscar el diálogo, el consenso, la armonía, la batalla de ideas, la participación ciudadana para poder avanzar.
Es muy raro que ayer, precisamente en la ejecutiva de mi partido, nada de lo que ha salido hoy en la contraportada se habló. Estuvimos 5 horas hablando sobre los problemas de actualidad y las posibles soluciones. Ley de costas, vivienda, desahucios. Servicios sociales, empleo. De eso se habló y no de cargos y conjeturas.
Así lo pienso y así lo escribo.
Feliz domingo a todos y todas.

20130512-121857.jpg