Los Rumberos y La Habana.

14 Enero, 2013 at 7:27

Mi reflexión de hoy. El sábado en la noche, fui invitado a la presentación del disfraz que lucirá la Comparsa ” Los Rumberos” en el próximo carnaval y, mientras disfruté de un genial espectáculo plagado de artistas de primer nivel de nuestra isla, mi mente voló, sentado en el sillón del teatro del paraninfo de la Universidad de La Laguna hasta la Habana.
En Cuba, todos los años celebran una semana cultural denominada” la huella de España” y en el año 2007, se trabajó en un proyecto que presentó esta comparsa bajo el título ” mamá llévame a la Habana” y que resultó ser el que eligieron en Cuba.
Yo tuve la enorme dicha de acompañarlos, y desde entonces, me he sentido parte de esa gran familia, como de otros muchos grupos de carnaval que, de una forma u otra, me une amistad y respeto.
Como les contaba, fue impresionante la vivencia de los Rumberos en La Habana. La cabalgata por las calles de la Habana Vieja llenó de asombro a los habaneros y turistas que pasaban por allí. La actuación en el Gran Teatro de La Habana que sólo está reservado para grandes acontecimientos llenó el aforo y los curiosos habaneros no paraban de preguntar por todo.
Mención especial merece el hermanamiento con la comparsa ” los guaracheros de Regla”. Regla es un populoso barrio habanero que está alejado de la influencia turística y que se puede llegar también por barco. Regla y Guanabacoa son lugares donde la religión afro/cubana tiene especial importancia. En regla los vecinos recibieron a los Rumberos como grandes embajadores de nuestro carnaval. El espectáculo de la noche fue al aire libre e increíble, y el pasacalles fue una auténtica ” serpentina de color” bajo un calor insufrible.
Emocionante fue el recibimiento de todos los canarios nativos y descendientes en sus actuaciones en la Casa Canaria, donde la emoción entre los canarios de ambas orillas fue la tónica dominante en la semana que estuvieron los Rumberos en la Habana. Allí comían todos los días, de manera sencilla pero llenos de cariño y de admiración. Ellos actuaban para todos los canarios cada vez que la agenda se los permitía con la mejor de las sonrisas. Jamás oí ” estoy cansado” aunque en sus caras se notaba el cansancio de una agenda enorme.
Faltando dos días para regresar a Tenerife, Juan José Monzón me pidió que si podían ir a visitar el monumento/mausoleo del ” Che Guevara”. Le dije, pero Juan José? Para eso necesitamos un día entero, eso es en Villa Clara, a más de 300 kilómetros de aquí.¡¡¡ . Se lo solicité a la organización y me respondieron que por supuesto que pondrían todas las condiciones para que ese deseo fuera cumplido.
Y así fue que en la mañana siguiente muy temprano, los Rumberos enfilaron por la carretera llamada ” las ocho vías” hasta Villa Clara donde, a eso de las 11, nos esperaban todas las autoridades de la provincia para darles el recibimiento. Que emocionante día.
Lo más emocionante de todo es que la mirada de agradecimiento de Manolo Monzón siempre se entrecruzaba con la mía. Una tarde, camino a la casa canaria me preguntó: Efrain que es ese edificio tan bonito.? Le contesté que era el antiguo centro Gallego de La Habana y que ahora es una extensión del museo de Arte Moderno. Manolo me respondió ” es que los gallegos eran más ricos que los canarios porque nosotros siempre vinimos a trabajar el campo” Manolo me daba las gracias continuamente y en una de estas le dije” eso te pasa por andar cantando y andando con la matraquilla de ” llévame a la Habana, llévame a la Habana” pues ya estas en la Habana Manolo!!!!!. Él se reía con ganas.
Me quedo también con la imagen de Juan José con los ojos llenos de lágrimas cantando en Villa Clara: ” aquí se queda la clara, la entrañable transparencia,mide tu querida presencia Comandante Che Guevara.
Pues hoy termino mi reflexión diciéndole a Manolo: hasta siempre comandante”, comandante de la alegría, del color, del ritmo, de la batucada, de la entrega y del carnaval.

20130114-072743.jpg