Lo que extraño.

9 septiembre, 2013 at 6:37

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos y amigas.
Lo vi nacer. Él llegó el mismo día de reyes en Caracas. Ya supe que era un regalo poder nacer un día de reyes y llenar la casa de olor a pañales, a talco, a colonia de bebé, a miradas hacia la cuna, a colores azul pálido que dicen que nació un varón, a adornos de que se movían encima de la cuna, a sonrisas paternas y maternas, a carreras por las escaleras para que sus hermanos llegaran a la cuna después de llegar de clases.
Lo vi crecer de año en año, justo cuando venían de vacaciones a Tenerife, lo vi sonreír, reír, enfadarse y reírnos con sus ocurrencias.
De repente lo vi ahora transformado. Con un vocabulario casi adulto y dominando todos los aparatos de multimedia que le ponen en sus manos. Cinco años y sabe manejar un iPad mejor que yo, sabe bajar juegos con la advertencia que sólo puede bajar los que son ” gratis”. ¿ cómo es posible que los niños con cinco años dominen las nuevas tecnologías de una manera que jamás yo podré hacerlo? A veces te produce hasta una envidia sana.
El, como tiene un hermano de quince años y otro de diecisiete, es un afortunado. Está a caballo entre los juegos infantiles y las aficiones deportivas de los hermanos. Vive intensamente un cuento de Disney y el fútbol que le gusta a los mayores, vive intensamente a Caperucita Roja con la misma intensidad que al luchador ” Ray Misterio” ya que a su hermano mayor le gusta la lucha libre americana.
Habla, reflexiona, piensa, quiere intensamente, te busca, te observa, te sonríe, ” te quiere hasta el infinito” como dice él.
Es mi sobrino que me ha cautivado, que me hace añorar, que me hace tener nostalgias, que me hace contar los días para volverlo a ver, que me hace a veces sentir que las distancias son ingratas porque te pierdes lo mejor de los tuyos. Los extraño a todos, pero especialmente a ” Carlitos”.
Ahora me queda comunicarme con ellos por las redes sociales, que me cuenten, que me hablen de todo, que me digan cual ha sido la última travesura de Carlitos, que me cuenten como va el colegio, que compartan sus inquietudes y deseos.
Cuando tienes tu familia repartida, lejos, parece que te faltara algo.
Las nuevas tecnologías mitigan la distancia. Pero jamás se ha inventado ni se inventará un emoticono que sustituya a un abrazo a un beso, a un sonrisa, a una caricia y a un ” te quiero hasta el infinito” dicho en vivo y en directo.
Feliz día amigos y amigas.

20130909-073730.jpg