Las cenas de nochebuena

23 Diciembre, 2012 at 10:23

Mi reflexión de hoy. Ya, las cenas de Nochebuena no son lo que eran, ahora, no en la mesa, pero si en la casa, entran cientos de personas a través de los grupos de washap y otras redes sociales para, justo en la comida o en los postres, desearnos lo mejor del mundo en estas fechas.
Yo no digo que sea malo, válgame Dios!!!! Creo que como todo en la vida tiene doble cara.
Lo bueno: que nos sentimos queridos, incluso por aquellos que no vemos durante el año y que cuando te llega el washap o el mensaje de texto te aparece un teléfono que no tienes identificado, porque en los pasados doce meses hiciste limpia, y claro!!!!! Jamás se nos ocurre mandar un mensaje diciendo, mira perdona quien eres.?, ni tampoco vamos a empezar una conversación hasta averiguar quien es la amable persona que te manda el men.
Después vienen los vídeos graciosos de Navidad y que lo recibes 47 veces, ¿ o no.? Digo alguna mentira? Jejejejejejej, y entre bocado y bocado empiezas a contestar. Después vienen algunas personas que te mandan…….justamente cuando estas en el mejor momento de la cena mensajes realistas aunque pesimistas tipo ” acordémonos de los que esta noche no pueden cenar”, tampoco me parece mal pero reconozcamos que el mensaje, en medio de tanta alegría impacta. Yo un año a ese mensaje contesté que teníamos que acordarnos todos los días porque esas personas no solo comen en Navidad.
Estos mensajes quien te los manda, a veces, lo hace para sentirse bien, para quedar bien con su conciencia, pero mientras te lo manda se le mancha la pantalla del iPod con esa grasa que suelta el turrón blando.
Yo creo que debemos disfrutar y vivir intensamente lo que nos ha tocado porque, si alguno de nosotros pudiese arreglar en la nochebuena el mundo, estoy seguro que lo haría.
Por eso mi mejor mensaje es que en estas fechas disfrutemos lo que podamos hacerlo, compartamos con las personas más cercanas a nosotros, regalemos aunque sea sonrisas, brindemos con fe de que tenemos que vivir en un mundo mejor, seamos originales, y demos gracias al espíritu de la Navidad que les puedo asegurar que existe.
Siempre hay porque dar gracias. Venga!!!!!!! Pensemos para que ustedes vean que tengo razón.
Y ya por último, una consejo, pongamos los teléfonos móviles en silencio durante los momentos más cercanos de la nochebuena, o podemos incluso, dejarlos cargando.
Un abrazo a todos/as

20121223-102311.jpg