La radio nunca morirá

16 Noviembre, 2014 at 12:54

Ayer se cumplían noventa años desde la primera edición de la radio en España. Yo me enteré porque leí un mensaje del Presidente del Cabildo Carlos Alonso, quien felicitaba a todas las personas que están en el mundo radiofónico en su cuenta de Twitter.
Me hizo reflexionar de lo que ha significado la radio en mi vida y de los recuerdos que me vienen a la mente o de otros que han contado en mi familia.
El primer recuerdo que me viene es el secuestro del trasatlántico ” Santa María” allá por el año 1961 y donde yo estaba a punto de nacer. Me viene el recuerdo porque mi abuelo Antonio, el Padre de mi padre, viajaba en ese barco. Siguieron los años y rememoro la conversación donde decían mis familiares que se enteraban de las noticias a través del único aparato de radio que había en la ” sindical” de Vallehermoso. Ahí se apelotonaban para escuchar las noticias que llegaban desde Brasil y donde el malvado ” Galvao” narraba sus exigencias. Mi abuelo llegó a Brasil y estuvo acogido en un seminario. De todo se enteraban por la radio.
Recuerdo el olor a café y galletas gomeras a eso de las tres y algo de la tarde cuando se reunían en el patio de mi casa las vecinas y las mujeres de mi familia para escuchar los capítulos de la radionovela ” simplemente Maria” . Los personajes llegaron a ser tan comunes que, entre potajes y tareas del hogar, siempre había tiempo para hablar de la pobre sirvienta. A mi me permitían escuchar la radionovela y mi abuela siempre dejaba un ” fizco” de café en la tasa para que yo me lo tomara. Mi hermano a esa hora se iba a jugar al fútbol con Julio Cordovez.
Cuando vine a La Laguna, un tío mío ya desaparecido me regaló un pequeño transistor azul de pilas y muy muy bajito ,cuando nos mandaban ya a dormir, me ponía el aparato en la oreja para escuchar canciones de Antonio Aguilar, Raphael y otros. Era un programa que se llamaba: ” la Ronda” y donde los enamorados y emigrantes se dedicaban canciones por la radio. Nunca he confesado que, como otros compañeros también tenían transistores ( estábamos internos en el seminario) cuando se me acababan las pilas, muchas veces se las cambiaba por la de ellos sin que se dieran cuenta. Siempre tuve esas picardías. Una vez me dijo uno compañero de la Gomera que estaba en el seminario conmigo : ” que raro a tu transistor nunca se le acaban las pilas” .
Ya en Venezuela también la radio fue mi fiel compañera en las largas noches donde trabajaba de seis de la tarde a seis de la mañana en empresas de mi familia. !!!Que increíble que con 15 años pudiese trabajar 12 horas!!! Yo ponía la radio para oír Música. A través de la radio conocí los boleros, los tangos de Gardel, los pasajes llaneros que siempre ponían de madrugada. ” llanero que amaneces pasillaneando pasillaneando ” decía una canción. Yo tenía una libreta donde escribía las letras poco a poco y compraba también cancioneros en el centro de Caracas para aprendérmelas y que me sirviese de entretenimiento.
Radio Rumbos, retransmitiendo desde Caracas / Venezuela, patria del libertador Simon Bolivar para todo el mundo. Decía una voz engolada y majestuosa que a mi me hacia temblar. Me hice amigo una vez de una señora que hacia radio y se llamaba Isa Dobles. También Rafael Fuentes, un señor de apellido Cejas, Joe Márquez y tantos más, pero……hace ya tanto tiempo que a muchos ya no los recuerdo o quizá los recuerde vagamente.
Cuando volví a Tenerife en el año 1989 ya la radio aquí había cambiado. Quizá habían más emisoras y más temáticas. He colaborado en varios programas y la radio es mágica, histórica, sublime, compañera, auténtica. LA RADIO NUNCA MORIRÁ.
Admiro el sacrificio de tantas personas que trabajan en la radio, muchas de ellas amigas. A pesar de los pesares, la ilusión, el sacrificio, las ganas, el apego, la noticia, la información y la esperanza jamás la pierden. Para todo ellos mi mayor abrazo y el deseo de que la radio siga acompañándonos hasta que ya no percibamos los decibelios. En muchas noches de insomnio ha sido mi más fiel compañera aunque ahora la escuché desde un IPad. Pero sigue siendo RADIO.
Siempre me acuerdo de una canción que promocionaba una emisora de radio en La octava isla y que decía: ” Noti-rumbos Noti-rumbos, el periódico impreso en la radio. La mejor información nacional e internacional, la emisora de Venezuela”. Cuantos recuerdos.
Que sean felices amigos y amigas.

IMG_4261.JPG