” Judas, lo que tengas que hacer, hazlo pronto”. Mi reflexión de hoy.

6 julio, 2013 at 7:25

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos y amigas.
Uno de los episodios que más me gusta del evangelio es ” la santa cena” y la frase que más me hace reflexionar es aquella que dice ” Judas, lo que vayas a hacer hazlo pronto”.
Y yo creo que debería sucedernos siempre así. Aquellos que nos vayan a traicionar ” que lo hagan pronto”. Así nos recuperaremos antes y quizá el dolor sea menor.
Y es que hay traiciones en la vida que son difíciles de olvidar. Que te marcarán para siempre y que quizá te vuelvan desconfiado.
Pero precisamente ahí quiero llegar. Yo creo que aunque hayamos sufrido la más terrible de las traiciones siempre tenemos que pensar que existe gente muy buena y solidaria. Gente que será capaz de resarcir aquello que te pasó alguna vez.
Las traiciones son muy variadas: familiares, de parejas, de amigos, en el ámbito laboral, en el ámbito social. Existen desde la creación del mundo.
Pero siempre existe una nueva oportunidad. Me cuenta un amigo mío que estuvo seis años trabajando con otros dos supuestos ” amigos del alma” y cuando fue a ver, su trabajo de seis años se había escapado por la borda. Yo le digo a mi amigo que existe afortunadamente más gente buena que mala y que, ese episodio, debe borrarlo, pasar página como si nunca hubiese existido.
” lo que tengas que hacer hazlo pronto”. Quizá, si los dos ” Judas” no hubiesen esperado seis años para darle la gran puñalada a mi amigo, éste hubiese podido actuar de otra manera. Pero ya está……ahora a otra cosa.
Afortunadamente mi amigo ha podido iniciar una nueva actividad. Ha podido volver a confiar y está intentando salir adelante. Los dos ” Judas ” hace un tiempo que cerraron la empresa.
Mi amigo aún se refiere a ellos como ” amigos”. Es que tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Hoy mismo, hablando un rato, mejor dicho washapeando, me seguía hablando de ellos como gente cercana.
Es por eso, que yo siempre deseo que las ” traiciones” lleguen pronto. Que podamos detectarlas, aunque eso es prácticamente imposible.
Pero creo, que por más traiciones que recibamos, siempre tenemos que seguir confiando. Si en el mundo existiese más gente traicionera que buena, ya hubiésemos ” volado por los aires” se los puedo asegurar.
Y creo que debemos ir siempre con la verdad, aunque a veces duela decirlas. Si siempre decimos la verdad, jamás traicionaremos porque la verdad está casada con la lealtad.
Y así sigue la vida. Hoy nos llevamos un palo y llega otro y nos ayuda a levantar. Nos levantamos y seguimos caminando otro trozo. En el camino, seguramente que conoceremos mucha más gente que será leal que aquella que nos traicione.
Por eso por más golpes que nos llevemos, nunca perdamos la fe en las personas porque justo la que tienes al lado es sincera, verdadera y auténtica.
Y ojalá las traiciones que nos toquen vivir lleguen pronto. ” Judas, lo que tienes que hacer, hazlo pronto”. Entre más pronto lo hagan, más pronto nos recuperaremos.
Feliz sábado amigos y amigas.

20130706-082515.jpg