Eligio Hernández ” el gran conversador”.

10 marzo, 2013 at 9:28

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos y amigas: no hay nada que más me pueda dar mayor satisfacción y buena energía que una buena conversación. Hay personas que tienen ese dote especial de saber comunicar y que todo lo que dicen es tremendamente interesante porque impregnan la conversación de vivencias, parábolas, y muchísima emoción.
Conozco mucha gente maravillosamente conversadora, y uno de ellos es sin duda, Eligio Hernández. El Herrero y bregado en los terreros de lucha Eligio Hernández.
Ayer fuimos invitado a una maravillosa casa en las ” cumbres de Anaga”, habíamos unas cien personas y de repente miré a otra mesa y observé a varios comensales extasiados oyendo a alguien. Pues era ni más ni menos que a Eligio Hernández.
Me dije para mis adentros: lo siento por lo de la mesa de al lado pero Eligio deberá compartir su tiempo con todos. Ya lleva demasiado tiempo en esa mesa. Y así fue, desde que se movió lo abordé nos dimos el cariñoso abrazo de siempre y comenzamos nuestra conversación a la que se fueron sumando unos cuantos hasta que éramos un corrillo de unas ocho personas.
Eligio y todo el corrillo hablamos de temas que a él y a nosotros nos interesaban. La conversación fluía como un río de agua clara que nos iba embelesando con el sonido, ese toque herreño y esa parsimonia y énfasis que él practica.
Hablamos por supuesto de Hugo Chávez y de su visión muy particular de lo que podrá suceder en Venezuela y América Latina. Seguimos hablando de temas tan apasionantes como la España de la post guerra, el nacionalismo, el socialismo de antes y de ahora en España, la situación actual del país, la ley de Cabildos y un largo etcétera.
Mención aparte merece en la conversación el apartado dedicado a la ” lucha Canaria”. Cuenta Eligio que cuando era Fiscal General del Estado, el Rey le dijo que no entendía mucho ese deporte tan canario y tan autóctono. Eligio le envió una cinta de video en blanco y negro y cuando su majestad la vio llamo al amigo Eligio para decirle todo emocionado que ” ahora si entendía perfectamente la lucha canaria”. Fue un tiempo después cuando, en una visita a Fuerteventura, él mismo fue comentarista del Rey y la Reina en una luchada que se celebró en la isla Majorera y le explicó todos los detalles de nuestro noble deporte canario en vivo y directo, en el terrero.
Eligio nos siguió contando que a él lo que más le emociona en la vida es que lo reconozcan como Herreño y como antiguo luchador de nuestro deporte.
Siguió contando Eligio que le debe a ” la lucha Canaria” haber podido cursar la carrera de abogado y posteriormente la de Juez en Madrid. ” fue porque me metían unas perritas en el banco cada vez que luchaba y yo no lo sabia”.
También nos contó que en la ” lucha Canaria” desde el tiempo de nuestros aborígenes se les rendía ” honores” al vencido. Y que en las culturas griegas o romanas, el vencido moría irremediablemente. En la lucha Canaria no.En nuestro deporte el ” vencido” es homenajeado, dijo este Herreño magistral.
A Eligio cuando habla de la Lucha Canaria se le iluminan los ojos y adquiere una posición de orgullo. Fue una delicia la clase magistral de lucha canaria que recibimos ayer en las cumbres de Anaga.
En la conversación salieron muchísimos nombres de personas de la vida pública, de la política, de la judicatura y, para todos, tuvo palabras de reconocimiento. Bueno, para algunos más que para otros. Pero reconocimientos al fin. Unos sentidos y otros que formaban parte del guión de la conversación.
Hablamos hasta de alimentación. De que hoy ” nos habíamos pasado” porque ambos tenemos un ” problemita” con el azúcar. Pero ayer fuimos un poco ” cómplices” en esa frase justificativa que dice eso de que ” un día es un día”.
También lo vi hablando afablemente con Ricardo Melchior. Yo estaba deseando participar en la misma porque estoy seguro que sería una conversación de muchísima altura. Pero me mantuve discretamente al margen porque seguramente serían temas que llevaban tiempo deseando conversar y mi momento de conversación estaba por llegar.
¡Como me gusta la gente conversadora,! esa gente que ” me hace callar a mi” gente que me enseña con sus vivencias, con sus anécdotas. Gente que cada vez que hablas con ellos es como si recibieras una clase magistral o una cátedra.
Gracias Eligio por esas horas de maravillosa conversación y por tu tiempo. Y mira que es difícil que teniendo militancia política diferente hayamos coincidido en casi toda la conversación de esta tarde. Bueno, en casi toda no, coincidimos en toda.
Feliz domingo amigos y amigas.

20130310-092655.jpg