El resultado.

4 febrero, 2015 at 7:33

Queridos amigos y amigas.
En la vida siempre estamos todos pendientes del ” resultado” . Son muchísimos los ejemplos que podríamos aquí enumerar y que, siempre, la ” espera de los resultados” nos causa intranquilidad, en algunos casos angustia, ansiedad, algunos miedos y otro tipo de sensaciones.
La vida, queridos amigos y amigas, es ” el resultado”
El resultado del proceso al que nos sometemos y que esperamos siempre que tenga un final feliz pero a veces no es así.
Esperamos por los resultados que nos hacemos en el laboratorio clínico y se los llevamos al médico para que los analice.
Esperamos, los que realmente pueden y lo hacen, a los resultados de La Bolsa, y, dependiendo de los índices bursátiles pueden cambiar tu humor.
Esperamos por el resultado final de una receta que nos dio una amiga nuestra cuando ls realizamos.
” déjame esperar y según los resultados ya tomaré decisiones” . Eso me dijo el otro día un amigo mío con respecto a la relación con su pareja .
Las ecuaciones, las fórmulas, los binomios, los polinomios, tienen su resultado final.
En política también se esperan resultados y por eso, por el interés tan grande en conocer el resultado, se pagan astronómicas cifras en encuestas para saber el resultado.
Y así es amigos, en una empresa te exigen resultados, en la administración pública te exigen resultados. Tanto es así, que se valora el apartado de la productividad .
Y por supuesto, en el deporte también.
El deporte, especialmente el fútbol mueve masas, sentimientos, pasiones, colores. Una vez fui a ver un partido de fútbol entre dos equipos turcos, un derbi en Estambul , y fue tanta la pasión que casi no miré durante los noventa minutos al campo porque el verdadero espectáculo estaba en las casi treinta mil personas que no pararon de gritar, arengar, vociferar, festejar y sufrir durante el tiempo del encuentro.
Y claro, la vida es así. En la vida todo se mide por resultados. Es así de cruel. Puedes pasar de ” héroe” a ” villano” en apenas unas semanas. Basta un 3/2 para que cambie todo y precisamente, el resultado, cambie la situación.
Pero en el resultado final nunca estamos solos. En la bolsa, en la prueba médica, en una relación de pareja, en el trabajo, siempre el resultado depende de nuestro esfuerzo y de la ayuda de todos los demás. Cuando el resultado depende de un equipo, entonces son muchos más los condicionantes físicos, psicológicos y de otra índole que influyen.
Pero hay resultados en la vida que pueden cambiarse, otros, lamentablemente no.
Pero los resultados que pueden cambiarse no dependen de nadie, dependen de nosotros mismos. Dependen del esfuerzo, las ganas, la pasión, la motivación y la entrega que le pongamos. También el diálogo y el tejido social es importante y el buen ambiente influye de manera vital.
Es por eso, que cuando depende de nosotros ” cambiar los resultados” no debemos dudarlo un minuto, porque al final, la satisfacción será enorme y tendremos un plus añadido de felicidad.
Yo les deseo, queridos amigos y amigas , que los resultados que obtengan y que obtengamos en la vida sean plenos, satisfactorios, que nos den vida, que nos ayuden a avanzar, y que, al final, podamos sentirnos partícipes de un buen resultado.
Y es que en la vida ” casi todo depende de un resultado”.
Sean felices.

(null)