El ” Ministro”

5 Marzo, 2013 at 7:20

Mi reflexión de hoy. Hace unos días, el Ministro del Interior del Gobierno de España Don Jorge Fernández Díaz, se ha descolgado con unas declaraciones, precisamente desde Roma, donde condena que las parejas homosexuales puedan acceder al matrimonio y que existen argumentos racionales para que estos matrimonios no tengan la misma protección. Además, alega que dichas uniones no garantizan la pervivencia de la especie.
Yo creo que estamos tardando en crear una plataforma para que Don Jorge sea ungido como el próximo Papa. Aunque yo deseo fervientemente que el próximo representante de la iglesia católica sea mas aperturista y tolerante que el ministro en cuestión. Yo de verdad es que estas declaraciones me dejan absolutamente perplejo.
Este señor juró ( supongo que juró) la constitución cuando tomó su cargo como ministro y, desde luego, me aterra pensar que un Ministro del Interior, que es responsable de la seguridad y de muchos de los derechos de los españoles pueda hacer semejantes declaraciones. Les aseguro que se me pusieron los ” pelos de punta” sabiendo que un ministro que debe velar por nuestra seguridad piensa de esa manera y lo expresa abiertamente.
Si hablamos de ” pervivencia de la especie” los sacerdotes hacen votos de castidad y tampoco procrean. Lo digo, no por los sacerdotes, lo digo por el Ministro que está tan preocupado en ” garantizar la pervicencia”. Esto me suena a un auténtico despropósito que, insisto, me produce mucha inseguridad como ciudadano de este país.
Estoy totalmente de acuerdo con el periodista Ignacio Escolar cuando hace unos días, en Twitter indicaba que si al ministro le preocupa la ” baja natalidad” en España, debería su gobierno mantener mecanismos para crear guarderías, becas para los comedores escolares, vivienda joven para que puedan emanciparse y una serie de acciones que garanticen la felicidad y la natalidad.
Yo creo que el Ministro Fernández juró la constitución española y ya el Tribunal Constitucional se ha pronunciado sobre el matrimonio de parejas del mismo sexo. Es una batalla que han perdido los más conservadores y que ahora, en Roma, en un debate sobre ” Religión y Estado”nos deja esta perla y quieren volver a sacar a relucir y poner en tela de juicio un derecho que nos ha costado mucho conseguir.
Los gobiernos deben apostar por la tolerancia, por la diversidad, por el respeto, por la integración total y absoluta, por la libertad de pensamientos, por las libertades individuales y por ser comedidos en las declaraciones que se realicen y que afecten a una parte de la ciudadanía.
Los gobiernos deben ser humanistas, trabajar por la felicidad de sus ciudadanos y ciudadanas. Trabajar porque seamos cada día más felices y tener una sociedad más justa deben ser las premisas de cualquier gobernante.
Me entristece ver como un Ministro hace semejantes elucubraciones. Afortunadamente, la sociedad no piensa como el excelentísimo y, prueba de ello, son las muestras de cariño que recibo a diario y la normalidad en que vivo sin tener en lo absoluto ningún tipo de exclusión. Pero con estas declaraciones, se alimenta la intolerancia y la exclusión. Se los puedo asegurar.
Los que tenemos responsabilidades públicas tenemos que generar políticas para todos por igual ¿ustedes se imaginan que en mi caso, cuando tuviese una entrevista con algún ciudadano o ciudadana le preguntase a alguno de mis colaboradores si la persona en cuestión es homosexual, y que en caso de no serlo no le atiendo?.
Ya es que ni siquiera vale el pedir disculpas. Ya lo único que queda es estar más unidos y vigilantes que nunca para que nuestros derechos ( que han costado mucha sangre) se garanticen y se cumplan que, para ello, cumplimos con nuestros deberes.
Creo que estas declaraciones no son ” fruto de la casualidad”. Ahora hay demasiados escándalos que si van en contra de la especie y que se hacen necesarias cortinas de humo para que hablemos de otra cosa. Analicen y verán que es así.
Podría decir más cosas sobre este tema, muchísimas más cosas. Pero estoy tan triste con estas declaraciones que prefiero ser más reflexivo. Pero les aseguro que habrían muchas más cosas que decir. Muchísimas.
Hay cosas en la vida que me producen una terrible tristeza. Estas declaraciones me han causado eso: tristeza y decepción.

20130305-072024.jpg