” el Karma de Matías Prats”

9 noviembre, 2013 at 9:53

Queridos amigos y amigas. Tenía tiempo que no escribía reflexiones porque les puedo asegurar que me ha faltado el tiempo y siempre he querido ser yo el que comunique lo que quiero expresar.
Hoy sábado me levanto temprano y leo en el Twitter un tweet que escribe el periodista Matias Prats que dice lo siguiente. : ” no llames Karma a las cosas que te pasan por gilipollas”.
La palabra ” gilipollas” es tan española como la siesta, como el cocido madrileño, como la verbena de la paloma, como la tortilla de papas y cebollas, como el gazpacho en verano, como las croquetas que se hacen con las sobras del cocido madrileño que nombré anteriormente.
Nosotros aquí en Canarias somos más de la expresión “polla/boba”. También en alguna isla nuestra se utiliza la expresión “coño/bobo”. Si nos vamos a Cuba, existe una expresión que significa lo mismo y que se dice en la zona central de la isla que es la siguiente: come/gofio ( nunca me gustó esa frase). O en Venezuela ” guevon”.
Esas serían las formas gramáticas que utilizamos para expresar una frase muy muy castiza ” gilipollas”.
Pero si analizamos el fondo de lo que quiere decir Matias Prats tiene toda la razón. Muchas veces nos suceden cosas por auténticos gilipollas que después le achacamos al Karma.
Tener un buen Karma es una cosa y ser gilipollas es otra. A veces confunden que una persona sea buena, entregada, colaborativa, solidaria, con esa expresión tan castiza.
El Karma se cultiva. De eso saben mucho otras culturas donde se examinan el Karma diariamente y en la situación que nos está tocando vivir creo que deberíamos hacer lo mismo.
Tener un buen Karma para mi, es compartir lo que tienes, sobre todo lo espiritual, buen Karma es alegrarte de que al que está a tu lado le vaya bien, buen Karma en definitiva es poder analizar tu entorno de manera solidaria.
Y hoy, cuando nos hace mucho más feliz lo espiritual que lo material, es una buena manera de hacer crecer nuestro Karma como si fuera el klout en las redes sociales. Sí encima podemos avanzar y hacer que los demás avancen en un buen Karma seremos todos más felices.
Y es que a veces nos pasan cosas que son inexplicables. Las malas se las achacamos al Karma y las buenas a la suerte. Hay cosas que también se las dejamos al destino como una manera de resignarnos, pero el destino también lo hacen las personas de buena voluntad con las que convivimos todos los días.
Me quedo con una frase magistral que utilizó el nuevo Presidente del Cabildo Carlos Alonso en su discurso de investidura hace dos meses cuando dijo que ” las cosas cambian porque alguien impulsa esos cambios”. Estoy totalmente de acuerdo. Me gusta la gente que se levanta todos los días con el ánimo de querer cambiar su mundo que, en definitiva, es el de todos nosotros. La gente que quiere cambiar situaciones también pensando en los demás. Eso llevará a una situación de bienestar y de felicidad que podemos llamarlo como queramos: Karma, Aureola, vibraciones, buena vibra, aché ( como dicen los santeros) buena magia…….como deseemos.
El buen karma del que está a mi lado siempre me beneficiará.
Gracias amigos y amigas por leerme y prometo que todas las semanas, aunque sea una vez, apareceré por aquí intentando irradiar un buen Karma. Y gracias al gran Matías Prats por la frase ” única”.

20131109-095216.jpg