Efrain en esencia pura.

3 junio, 2013 at 8:24

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos y amigas. Hoy escribo un poco más tarde porque con toda la alegría que me produjo el ” subidon” del ascenso del Club Deportivo Tenerife me costó dormir y tenía que levantarme a las seis y cuarto. Llegué a las doce a mi casa de Hospitalet.
No hay nada más agradable que viajar con personas que se saben adaptar a las circunstancias y que, desde luego, tu también te adaptas. No es fácil adaptarse porque cada uno tiene sus manías ( como dice thalia) Pero debo decir que en este viaje a Hospitalet, fue totalmente ” mágico”.
Yo a veces creo en que la vida tiene esos momentos mágicos que hacen que los resultados finales sean óptimos. Desde que llegamos con mis compañeras Cristina Válido, Ana Lupe Mora y Cristo Pérez todo fueron momentos de encuentro, de diálogos maravillosos, de anécdotas, de puestas a punto en situaciones de la vida, y, por supuesto, de compartir con los miles de aficionados que se desplazaron.
Esos miles de aficionados fueron en todo momento cómplices de la expectativa que estábamos generando. Nos veíamos en los restaurantes, caminando, paseando los nervios ( los nervios a veces se pasean).. Que bonito cuando descubríamos algún restaurante y empezaba a sumarse gente y una mesa de cuatro se podía extender hasta el infinito. Maravilloso.
Maravilloso fue el que en estos viajes conoces nuevos amigos. Se solidarizan, se amplían los grupos de washap, se conocen otros puntos de vista. Mágico.
En el estadio de Hospitalet fue todo tan mágico que era imposible que no se diera un resultado positivo. Totalmente imposible. Había mucha magia allí y muchos deseos de cientos de miles de personas en la isla. Las cosas cuando se desean intensamente a veces se cumplen. Muchas veces se cumplen. Casi siempre se cumplen.
Pero me quedo con ese reencuentro maravilloso entre mi persona y mis tres compañeras. Con Cristina he viajado muchísimas veces, pero este desplazamiento me supo a gloria. Con Ana Lupe también he viajado y este fin de semana me ha servido de aprendizaje. Y con Cristo nunca había viajado y ha sido para mi un total descubrimiento en positivo. Si quieres conocer realmente a alguien comparte un inmenso fin de semana. Gracias Cristo por ese sabor a ” menta Polar”.
Y que bueno que conocí y me conocieron los cientos y cientos de personas que fueron. Que compartí y compartieron y que viví con ellos y ellos vivieron conmigo.
Así me conocieron. Tal cual soy. Efrain en esencia pura, como dijo un señor que viajó con nosotros. ” me encanta haberte conocido en esencia pura”. Gracias mil.
Feliz lunes.

20130603-092449.jpg