Doña Ana González-Moro

28 Diciembre, 2012 at 10:23

Mi reflexión de hoy. Tiene la tranquilidad que le da la vida de haber sido madre de diez hijos, tiene la paciencia de complacer a catorce nietos y decirle a cada uno la palabra justa, tiene el valor necesario para adaptarse a los tiempos modernos, a las nuevas tecnologias, a la velocidad que tiene hoy el mundo pero que ella le da una paz especial.
Yo me la puedo imaginar entre fogones, entre costuras, estirando los ingredientes y logrando que al final, en su casa, todos le brinden la mejor de las sonrisas porque, con sus manos, su creatividad, la investigación que ha tenido que hacer para alimentar tantas bocas, ha llegado a consolidarse en lo que más le gusta, la cocina.
Hablo de Doña Ana González-Moro, ( madre de Ani Oramas y de nueve más) que ahora nos encandila, nos sorprende y nos gratifica poder verla en su nueva faceta de bloguera de moda y de trajes antiguos en modaycocina ( búsquenlo en google). Me encanta.
Sus recetas investigadas con cariño las comparte con todos nosotros. Ya todos sus hijos las han probado y ahora nosotros podemos disfrutarla.
Recuerdo una vez, hace años en una campaña electoral donde una de sus hijas, la diputada Ani Oramas, empezó a hablar de las recetas de la madre en un programa de radio, a mi aquello me impactó gratamente y recuerdo que enseñó como hacer un gazpacho y que, cuando venía su suegra ella le ponía langostinos picaditos( siempre lo recuerdo) también se que Ani se lleva los ” potajitos” a Madrid que, supongo, muchos serán cocinados por Doña Ana.
Yo a Doña Ana, la primera vez que la vi fue entre trajes antiguos y muebles, una exposición que montaban ” las González-Moro”. Fue una auténtica delicia. Y hablé con Doña Ana sobre el cuidado que deberían tener esos linos e hilos almidonados y cuidadosamente esmerados.
Pues hoy mi testimonio va a Doña Ana González-Moro, a ella, por ser audaz, atrevida, maravillosa, mágica, especial, elegante, señora, en definitiva, y como dice un amigo mío ” una todo-terreno”
Gracias Doña Ana y, como soy un ” confianzudo” cuando haga el postre de dulce de leche y galletas con salsa de frambuesa, me manda un trocito con Ani. Aunque después tenga que doblar la dosis de diamben( pastillas para controlar el azúcar).
Mis respetos señora.
P.D. Cuentan por ahí que las mejores ” lentejas compuestas” de la isla las hace Doña Ana.

20121228-102255.jpg