De mis reflexiones

18 abril, 2013 at 6:58

Queridos amigos amigas y confidentes. Ayer fue un día sorpresivo en cuanto a mi blog y mis reflexiones. Ya me estoy creyendo en serio que me siguen y que me leen. Y si eso es así, yo inmensamente feliz.
Bajaba en el tranvía a la rueda de prensa de pisaverde y se me acercó una chica de unos 29/30 años y me preguntó: ¿ usted es Efrain.?. Si, le contesté.
Me dice, perdone que lo aborde pero soy ” adicta” a sus reflexiones diarias. La verdad es que me sorprendió. Yo inmediatamente entablé una conversación con ella ( lo que se puede hablar de la estación Cruz del Señor con Guimerá) ambas ” parada con anden central ” y me contó que trabajaba en una productora de vídeos que envían al exterior y que en la oficina todas las mañanas me leen y me comentan. Seguimos hablando de mis reflexiones y ella se bajó en Guimerá ( parada con anden central) y yo seguí a Intercambiador a encontrarme con la flamante ganadora del premio nacional de artesanía Laura y los medios de comunicación. Nos despedimos con la mejor de nuestras sonrisas. Una sonrisa a las nueve y media es lo más gratificante que te puede suceder.
Justo cuando salía de la rueda de prensa donde dimos una noticia buena ( todos los días deberíamos dar noticias buenas) en la cafetería del Cabildo me aborda un señor que trabaja de agente de empleo y desarrollo local para decirme que me leía todos los días. Le encantan las reflexiones de mis viajes y cuando escribo de mi pueblo. También conversamos un rato sobre mis epístolas diarias y también nos despedimos con una sonrisa franca.
Ya en la calle, otra señora me pidió que escribiera sobre la situación de Venezuela y exactamente la misma petición me la hicieron la noche antes en Facebook. Le dije a la señora que si bien ya había escrito de Venezuela, lo volvería a hacer. El final de esta reflexión nos trasladará a Venezuela.
Y me puse a reflexionar de que me ” estoy creyendo” que me leen. También David, que es compañero mío de Informatica en el Cabildo me averigua algo que se llama klout o algo así, que es la llegada a las personas de lo que escribes en las redes y me sorprende. La verdad es que si yo escribo y soy activo en redes es, en parte, gracias a David Pérez que siempre llega con algo nuevo y me motiva definitivamente. Y por supuesto, aparte de enseñarte tiene paciencia, que conmigo es ” algo difícil”.
Yo disfruto cuando llego a mi casa y me siento frente al ordenador a intentar plasmar alguna vivencia diaria. Lo disfruto muchísimo. Le intento dar vida a la historia, intento que ustedes se imaginen el personaje, quiero lograr que en esos dos minutos que estamos en contacto seamos un poco más felices.
Personalizo algunas. Sobre todo de personas que unas son amigas y otras especiales. Por ejemplo, un señor del Hierro consiguió hace algo más de un mes mi teléfono para darme las gracias por la reflexión que le escribí a Eligio Hernández. A mi, honestamente me emocionó.
Mi mayor deseo, queridos amigos, amigas y confidentes, es sacarles una ” sonrisa mañanera” en unos casos, y en otros ” un pensamiento”. Les puedo asegurar que ese es mi objetivo.
Pero es que ya, como dice el dicho ” a la chita callando” he escrito más de trescientas reflexiones. Y a veces pienso, ¿ pero no se aburrirán.? A mi me encanta hacerlo y no me supone ningún estrés añadido. Creo que es todo lo contrario, que me transporta y me relaja.
Vendrán muchas más si puedo. Escribiré de países, de situaciones, de personas, de anécdotas que me suceden o que me cuentan, de gente especial, de sentimientos propios, de mis sueños y mis desengaños, de como afrontar la vida y un largo etcétera. Es por eso que ahora, si me permiten, también les llamo ” confidentes”.
Y mientras tanto, mientras escribo esto para ustedes, cae la tarde en Candelaria. Una tarde tranquila, apacible, con más calor de lo normal. Miro desde la ventana y vuelan palomas ( una vez escribí de que me cagaban en la azotea) lo siguen haciendo.
Por la ventana miro al Atlántico e intento alargar la mirada y que me lleve a Venezuela donde ahora están almorzando. En este momento que escribo, están almorzando en Venezuela y me pregunto que estarán hablando allí durante el almuerzo. Bendice esos alimentos que de tus manos van a tomar. Amén.
Feliz jueves amigos y amigas.

20130418-075759.jpg