De marujo con ” María José Cámara”. Y amigos incordiando

8 enero, 2013 at 7:47

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos/as. Como les dije, ayer me tocó de ” marujo” ordenando la casa, limpiando, barriendo, limpiando cristales( es horrible limpiar los cristales) y un largo etcétera de lo que puedes hacer cuando te metes de ” freganchin”.
Justo cuando empezaba, me llaman ” dos amigos” a ver lo que estaba haciendo. Al decirle que estaba limpiando pensé que me dirían ” Ahhhh bueno, que te sea leve” pero mira por donde, se ofrecen voluntariamente a venir a ayudarme.
Llegaron y se devoraron lo que quedaba del roscón de reyes con café con leche. Yo les dije que estaban en su casa mientras yo terminaba de limpiar un baño y justo cuando estaba terminando, uno de ellos me dice ” Efra me permites pasar al baño?” Le dije, ayyy utiliza el otro porque estoy terminando. ( botes por el suelo, escobillón, productos, agua en el piso) y me dice, es que en el otro baño no hay cobertura. El otro amigo estaba en el sillón con el iPad afanado.
Le digo, cobertura.? Pero si son las nueve y media de la mañana. Y me contesta: ” es que tengo una amiguita madrugadora” yo seguí limpiando y pensé que, como se puede ligar a las nueve y media de la mañana.
El otro, el del sillón, me dice, Efra, porque no pones otra musiquita.? Por supuesto que no cedí. Le dije, ahhhh no, te comes el CD de María José Cámara de principio a fin. Faltaría más que fuera yo a quitar el maravilloso disco de mi amiga para poner un cantante de fuera. Eso nunca. Mi amigo me miró y se sonrió y me dice, ahhhh claro. Que bien canta¡!! Quiso arreglarlo pero ya yo estaba ” de los nervios”
Les digo, chicos pero ustedes vinieron a ayudarme.? Pues nada, mientras yo término los cuartos y los baños ustedes por favor se encargan de la cocina. La respuesta que obtuve fue un ” vale Efra”
Seguí yo en la parte de adentro, disfrutando de mi amiga María José Camara que en aquel entonces interpretaba de manera magistral ” que sabe nadie” y yo tarareando sus canciones en medio del olor a pino desinfectante, lejía y ambientador.
Ya, al cuarto de hora, cuando salí, pensando que la cocina estaría como los chorros del oro, me los consigo ” espatarrados” cada uno en un extremo del sillón, uno con el iPhone y el otro con el iPad, muertos de risa, viendo vídeos graciosos de esos que suelen mandar por estas fechas.
Yo les dije: coño¡!! Menos mal que venían a ayudarme. Venga, levántense de ahí que tengo que limpiar y ordenar esta parte del salón. Ellos se levantaron remolones, no despegaron la vista de los aparatos electrónicos y se sentaron en la cocina. Pero de tocar una bayeta, un estropajo, una esponja…..nada de nada.
Al final les dije, venga chicos yo lavo y ustedes secan, pero tengan cuidado no hagan mucho esfuerzo por sí acaso les sale una ” hernia inguinal ” se rieron y se levantaron para ayudarme…..a secar los platos. Y uno me dice ” Efra y donde coloco los platos?” Yo le contesté: elige tu, en el garaje, en la caseta del perro, debajo de una cama” ¿pero donde vas a colocar los platos.? Me miró con cara divertida y empezó a colocar los platos en su lugar que él descubrió por pura lógica.
Al final lo importante es la compañía, la cercanía, el que realmente estén. La amistad, la cordialidad y el cariño no tienen precio. Yo, conociéndolos, sabía que no tocarían la fregona.
Eso si, a uno que se le ocurrió cambiar el disco de mi gran María José Cámara, se llevó un grito que se oyó hasta en la basílica de Candelaria. Jejejejejejej. Un abrazo a todos/as.

20130108-074704.jpg