Consejos II

22 julio, 2013 at 6:18

Mi reflexión de hoy. Ayer tuve una conversación con mi amiga ” la sabia” ¿ se acuerdan que hace un tiempo le hablé de mi amiga la sabia?. Pues mi amiga la sabia me dice que últimamente se dedica al mundo contemplativo. Que ya está en una fase donde lo que le interesa es la contemplación y la observación social.
Mi amiga, que a veces me habla en un castellano muy avanzado, me dice que yo necesitaría ir con ella a hacer yoga y a contemplar. Que ya estábamos en una edad donde tenemos que valorar más lo espiritual que lo material. Mi amiga además, me prestó libros de programación neuro/lingüística que vienen a ser libros de auto ayuda que, personalmente, la mitad de las cosas no las entiendo.
Yo creo que todos tenemos una marcada personalidad y que, por más libros de auto ayuda que leamos, al final puede nuestra personalidad siempre, aunque siempre estamos en continuo aprendizaje.
Una vez leí en un libro de esos que había que aplicar la técnica del PPR ( pienso, pausa y respondo) quería decir que antes de poner la lengua en movimiento teníamos que poner la cabeza en funcionamiento. Eso lo intentamos practicar siempre pero, yo, que soy tan conversador, terminaría con un enorme dolor de cabeza si fuese tan frío y calculador para, todo lo que tengo que decir, pensarlo antes. Aunque no deja de ser un maravilloso consejo. (PPR)
Consejos espirituales, consejos de aureolas y de medidas para conseguir la auténtica felicidad, pero, queridos amigos, creo que cada uno tiene una personalidad muy marcada y que al final impera sobre nosotros, y en algunos casos, hasta sobre los demás.
Por supuesto que ayudan todas estas publicaciones, pero en el caso mío, he leído algunas y honestamente, ya ni me acuerdo de cuales eran los ejercicios que tenía que hacer para buscar el equilibrio personal.
Yo pienso que una cosa es dar o recibir un consejo y otra cosa muy diferente es ” creerte el mejor de los psicólogos”. Hay que tener cuidado cuando aconsejamos a personas sobre como deben actuar en determinadas situaciones porque se puede dar la circunstancia que aconsejemos desde el egoísmo. No se sí me entienden lo que quiero decir. P.ejem. Aconsejar a alguien de lo que nosotros haríamos sin ponernos siquiera en la piel de la persona que recibe el consejo.
Existen personas que van por la vida de consejeros/as espirituales cuando resulta que su vida es un auténtico desastre. Hay que tener cuidado porque muchas veces, existen personas que te aconsejan lo que ni siquiera ellos/as han sido capaces de solucionar en su vida. Hay que estar atentos de muchos predicadores /as que, incluso, te aconsejan sin tu pedírselo. Son expertos/as en querer arreglar tu vida tomando un café. Yo, afortunadamente suelo tener ese sexto sentido y detectarlas inmediatamente.
Cuando escuches esa frase de ” yo como tu haría esto” tienes que analizar muy bien su contenido y leer la letra pequeña, porque en definitiva, tu y sólo tu eres protagonista de tu vida. Es muy distinto que te quieran dar un consejo a que ” te envenenen”.
Recuerdo una señora que una vez intentó cuestionarme alguna de mis amistades. Cuando analicé, me di cuenta que la señora en cuestión no tenía amigos de ningún tipo. Tenía alrededor personas semejantes que se retroalimentaban en sus odios y en sus miserias humanas. Tenemos que estar siempre vigilantes para recibir un consejo de quien realmente tiene la capacidad y el cariño de ofrecértelo y que, estas totalmente seguro de que lo hacen por tu bien.
Tengo otro amigo mío que me siempre me aconseja y nunca se equivoca. Últimamente me ha dado muchos consejos porque él, de sólo mirarme, ya sabe exactamente lo que me pasa.
Mi padre siempre tenía una frase muy ocurrente que decía” tu cabeza te dará consejos”.
En mi caso, los mejores consejos de mi vida los he recibido de mi madre. A mi madre le basta y me aconseja siempre que sea buena persona, que haga siempre el bien, que nunca haga nada de lo que me pueda arrepentir, que cuide mi salud, que avance espiritualmente, que sea feliz. Pero como bien dice el refrán ” madre no hay más que una”. Que tengan un feliz día lleno de buenos consejos y deseos.( escrita el 22 febrero 2013)

20130722-071838.jpg