Cambios.

5 enero, 2013 at 8:56

Mi reflexión de hoy. Tenemos siempre miedo a los cambios, pero hay algunos que a veces debemos hacerlos porque la vida está en continuos cambios. Todo está sucediendo a una velocidad de vértigo y la adaptación es necesaria.
Es lógico que nos acostumbramos a nuestro espacio, nuestra rutina, que a veces desarrollamos de manera autómata, pero los cambios debemos introducirlos en nuestras vidas. P. Ejem. Ayer le oí decir a una amiga mía mayor, que ella lo de los washap de sus hijos no lo sabía, pero que le gustaría aprender. Uno de sus hijos le pidió a los reyes un teléfono para su madre donde pudiera mandar washaps y, por supuesto, con la obligación de tener la paciencia de enseñarle.
Incluso, somos tan reacios a los cambios, que, si nos ponemos a analizar, casi siempre nos movemos en el mismo círculo de amistades, de personas cercanas, eso es normal porque forma parte de nuestro estado vital, pero creo que siempre es bueno conocer a más gente, abrir nuestro abanico porque quizá, la oportunidad que esperamos esté fuera de nuestro circulo.
En Venezuela decían que todos los años debíamos ” cambiar” la posición de algunos muebles de nuestra casa, y creo que tiene un componente aparte de sortilegio, también mágico ya que te preparas para posibles cambios.
O el amigo mío que me cuenta que su padre, jubilado, hace todos los días la misma rutina y que ” el sillón adquirió su forma”. En definitiva, mi amigo, lo que quiere para su padre es cambios en su actitud para mejorar su calidad de vida.
Los cambios están en nuestras vidas siempre. Así que no tenemos porque temerles. Tenemos que pensar que siempre traen un componente positivo que tenemos que saber llevarlos a nuestro estado vital.
Todos los viernes, en el consejo de ministros de Madrid, o en el consejo de Gobierno aquí en Canarias cambian normativas, publican decretos nuevos, cambian leyes en los parlamentos, en definitiva siguen siendo cambios.
Cambiar no es malo, queridos amigos y amigas, siempre y cuando estos cambios nos traigan cosas positivas para nuestra calidad de vida, para nuestros proyectos y para nuestra felicidad.
La palabra ” cambio” la tenemos siempre en la mente y muchas veces no la aplicamos. Y si no, fíjense ahora que cuando estamos se compras para regalar preguntamos: mira, perdona, me pones un ticket regalo por sí tiene que cambiarlo? Y la dependienta te responde: ” para cambios solo tiene una semana, y sólo se aceptan “cambios” no se devuelve el dinero.
Pues eso, analicemos si tenemos que hacer algún cambio en nuestras vidas antes de fin de mes porque la época de cambios es muy corta.
Un abrazo a todos/as.

20130105-085630.jpg