30 Noviembre, 2013 at 8:56

Queridos amigos y amigas.
En mi reflexión de hoy, casa vez más espaciadas porque el tiempo no me alcanza, quiero reflexionar sobre las preguntas que a veces nos hacemos en la vida y que, por más que nos escudriñemos el cerebro no tienen respuestas.
Siempre nos estamos preguntando cosas, siempre estamos imaginándonos situaciones que, por lo general, nunca se dan, o casi nunca.
Recuerdo una revista que tenía una sesión que titulaba algo así como : ¿ que hubiera sido de mi vida si……. Era una revista del ” corazón ” y me leía estas situaciones siempre. De eso hace ya muchos años.
Pues si, queridos amigos y amigas, hay muchas preguntas que no tienen respuestas.
Preguntas como ¿ y porque me está tocando a mi vivir esta situación? O ¿ que he hecho yo para merecer esto? O ¿ porque me pasa esto a mi?.
Y hay cosas que si podemos cambiar y darle respuestas a esas preguntas que a veces nos hacemos.
Dijo el Presidente del Cabildo en su discurso de investidura que ” las cosas suceden porque alguien las impulsa, porque alguien hace que sucedan”. Y realmente cada vez estoy más convencido que es así. Que todo sucede porque alguien quiere que sucedan.
Si la pregunta que nos hacemos tiene un componente de felicidad, pues debemos vivir con intensidad y a veces, no podemos apurar ninguna respuesta.
Pero en cambio, si la pregunta que nos hacemos tiene un componente negativo, debemos hacer todo el esfuerzo por cambiar la situación que nos preocupa.
Por supuesto que hay cosas que se pueden cambiar para que la respuesta en nuestra vida sea otra.
Creo que no debemos apurar situaciones. Por ejemplo, por más que nos empeñemos en que alguien nos quiera, si la otra persona no corresponde es muy difícil conseguirle una respuesta. La vida a veces tiene dosis de crueldad, de maledicencia, de ironías, de ponerte a prueba.
Lo importante es querernos a nosotros mismos para poder emanar esa energía que los demás deben sentir de nosotros.
También el respeto es fundamental para que muchas preguntas tengan la respuesta adecuada. Si es en las relaciones personales, sin duda alguna, debe existir el respeto. Respeto a como son los que nos rodean y también aceptación. A veces queremos que los demás sean como nosotros pretendemos y eso es un error. La gente es única, original y auténtica.
Pues muchas de esas preguntas quizá sean porque no aceptamos a los demás como son y eso nos puede traer situaciones incómodas. La clave está en aceptar a los que nos rodean tal y como son y no hacernos tantas preguntas y emitir siempre pensamientos positivos.
Estoy totalmente seguro de que siempre tenemos que estar en continuo aprendizaje con el mundo que nos ha tocado vivir porque tiene muchísimo más componente positivo que negativo.
Hoy estamos en un mundo cada vez más crispado y surgen todos los días muchas más preguntas en todos los aspectos de la vida. Algunas tienen respuestas y otras no.
Y mientras tanto vivimos. Tenemos que vivir y lo mejor es hacerlo desde la armonía, desde el respeto, desde el cariño, desde el desprendimiento, desde la cooperación Inter/personal.
Y otras veces, cuando no consigamos las respuestas a nuestras preguntas, tenemos que esperar. Las respuestas casi siempre llegan, aunque a veces tardan un poco.
Mañana ya comienza diciembre, y es un mes estupendo para querer, para hacer feliz, para ser felices, para soñar, para proponernos seguir viviendo con intensidad.
Yo hoy les deseo de todo corazón, que muchas preguntas que hoy nos estamos haciendo, tengan una respuesta positiva muy pronto.
Un abrazo amigos y amigas.

20131130-085543.jpg