Mi otra familia

24 Mayo, 2013 at 6:33

Queridos amigos, amigas y confidentes.
Como están? Como se preparan para este fin de semana? Que tal les ha ido la semana? Han sido felices?.
Yo ya a ustedes los veo como mi gran familia esa familia virtual que ha ido creciendo y de la cual aprendo mucho todos los días. Definitivamente, las redes sociales me han descubierto un mundo que hace unos años jamás me lo hubiese imaginado. Jamás hubiese soñado que podría hacer lo que hago y con el gusto que lo hago. Yo al principio era negado para las redes sociales y ahora estos momentos para mi son definitivamente vitales.
Una amiga mía me preguntó hace días que como tenía tiempo para escribir casi diariamente una reflexión. La verdad es que disfruto muchísimo haciéndolo. Siempre intento que sean optimistas, generadoras de ilusión aunque no siempre lo consigo porque la vida tiene momentos dulces y otros agridulces.
Yo mi reflexión la escribo en la noche, normalmente entre fogones. Hoy por ejemplo, fui a comprar a mi tienda preferida que es una venta en la carretera vieja de Candelaria, ” tierra limones”, después fui a caminar y en este momento, cuando me comunico con ustedes está un potaje de verduras al fuego, escribo y oigo de fondo a una cantante brasileña maravillosa que se llama Ivete Sangalo. ¿ la conocen? Me encanta. Es maravillosa, una voz espectacular y una puesta en escena impecable. Definitivamente me ha llegado.
Y preparo y organizo lo del siguiente día. Todo lo que tengo que hacer y que necesito prepararme antes. Pero siempre me gusta tener este cuarto de hora de intimidad con todos ustedes y contarles algo.
También me dijo mi amiga que porque no hacia una semanal. Porque yo creo que los amigos tienen que hablarse todos los días, o casi todos los días y no una vez a la semana.
Y me gusta hablar de cosas cotidianas, que nos suceden, que nos pasan, que nos son familiares. Muchísimas veces le pongo el turbo a la escritura y cometo horrores ortográficos pero yo se que ustedes lo entienden perfectamente y saben disculparme.
Y así, entre reflexiones, olores a potaje, música intimista, ustedes se han convertido en mi gran familia. Ustedes mitigan momentos de soledad que todos tenemos y vuestra presencia virtual y cercana me mitigan esos momentos. Cuando escribo pienso y cuando pienso vuelo, y cuando vuelo llego a lo más alto con ustedes.
Y así pasa la vida amigos y amigas, con ilusiones, con palabras, con reflexiones, con proyectos, con vivencias, con alegrías, con tristezas pero sobre todo, con lealtad.
Es por eso que no se sí se los había dicho. Pero hoy se los digo abiertamente, sinceramente y con agradecimiento. Ustedes, queridos amigos y amigas, se han convertido en mi otra familia.
Y es que los leo los sigo igual que ustedes a mi. Me alegro de las cosas buenas que les pasan, me entristezco con ustedes con los momentos tristes. Ustedes me han aconsejado, me han hecho vivir todavía con más intensidad, con más ilusión y con más alegría.
En la mañana cuando a primerísima hora preparo el café y cuelgo la reflexión le deseo siempre a mi gran familia virtual que tengan el mejor de los días y que en la tarde-noche cuando llego y escribo repito el mimo deseo.
Mis deseos son sinceros, desde el fondo de mi alma. Que bueno que tengo ese momento en la mañana y en la tarde-noche para reencontrarme con ustedes. Por eso es que huyo de estereotipos políticos porque en la amistad y en la familia no puede existir la demagogia ni el interés. Deseo hablarles siempre de cosas cotidianas, normales y que podamos interactuar.
Por eso, le agradezco al mundo virtual, al mundo de las redes sociales, al mundo facebook y Twitter que me haya entregado otra familia virtual pero en definitiva familia.
Ustedes son mi otra familia.
Un abrazo.

20130524-073340.jpg