Las traiciones.

9 mayo, 2013 at 6:51

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos amigas y confidentes.
En la vida hay situaciones un tanto crueles y amargas pero que necesariamente debes superarlas. La vida también tiene ese componente amargo que hace que se nos endurezca la piel cada vez más.
Y lo digo por las traiciones que a veces recibimos. Traiciones que duelen, que amargan, que nos dejan perplejos pero que, seguro nos recuperaremos.
En la vida tenemos que tener en cuenta que hay mucha gente que se acerca a ti ofreciéndote ” eterna amistad” y al final te das cuenta que ha sido una utilización total.
En la vida tenemos que determinar y detectar a aquellas personas que nos ofrecen un ” idilio eterno” y que realmente cuando se dan media vuelta o ya no interesas dejas de existir como por arte de magia.
En la vida hay personas que son expertas en el chantaje emocional, que se creen por encima del bien y del mal y que son capaces de enjuiciarte sin ningún tipo de compasión.
Y como combatimos a este tipo de personas? Yo creo que debemos tener siempre en cuenta que estas personas son efímeras y volátiles. Por lo tanto no debes darles importancia, o saber exactamente ” de que van”. Debemos estar preparados para cuando se vayan. El mismo día que se marchen debemos hacer una estupenda cena con las personas que tenemos a nuestro lado y que son absolutamente auténticas. En este caso se aplica la canción de Tito Rodríguez: ” el que se fue no hace falta, hace falta el que vendrá”.
Las personas que te intentan chantajear emocionalmente son muchísimo más inseguras que tu. Por lo tanto debemos tener la fuerza mental suficiente para no dejarnos atrapar.
” Más vale ponerse una vez colorado que cien veces amarillo” pues precisamente con estas personas interesadas, falsas, aprovechadas e insidiosas debemos ponerle los puntos sobre las íes. Al final, no te preocupes porque no tardarán mucho en irse. Debemos tener la tranquilidad y la convicción de que se irán como si nunca hubiesen existido. Las huellas que dejamos en la vida las marcamos siempre nosotros queridos amigos.
Por eso es que debemos conservar contra viento y marea a las personas auténticas que tenemos alrededor. A las interesadas tenemos que soportarlas porque a veces no podemos remediarlo pero pongámosle un ” puente de plata” y rogando que se alejen de nuestro espacio vital, como dice una amiga mía: ” For Ever”.
Pues eso amigos y amigas, ojo avisor, encendamos el radar para detectar ese tipo de personas y les vuelvo a repetir este refrán ” más vale ponerse una vez colorado que mil veces amarillo” feliz jueves amigos y amigas.

20130509-075116.jpg