Una mujer llamada Ana Oramas 

11 junio, 2016 at 8:09

Conocí a Ana Oramas hace mucho tiempo y quizá, fue su lucha, su constancia, su entrega, sus valores los que hicieron que hoy yo esté formando parte de esta formación política y que todos los días tenemos que cambiar, que trabajar, que escuchar y que seguir demandando para los canarios y canarias.Ana Oramas es valiente. Yo siempre me he sentido orgulloso de su defensa para los que vivimos en esta tierra que está muy lejos del círculo de poder. Cuando veo con la pasión que Ana defiende los problemas que atañen a esta Canarias, me siento satisfecho de darle mi ánimo todos los días.

Ana Oramas es comprometida. Todos los asuntos que le plantean los toma inmediatamente con una gran pasión. Pueden dar fe los transportistas, personas que trabajan en el sector primario, los industriales con sus problemas de competitividad, las personas que trabajan en el sector del turismo, los ganaderos, los estudiantes cuando Ana ha demandado que tengamos las mismas oportunidades que los que viven en Cádiz. Yo jamás he escuchado a nadie hablando de ello.

Ana Oramas es dialogante. Su dialogo tiene como objetivo que los intereses de Canarias se cumplan. Ani dialoga hasta la extenuación por los asuntos que le planteamos y que se los estudia hasta el final para vencer y convencer. Es su obligación evidentemente, pero jamás he escuchado a nadie defender estos temas.

Ana Oramas es trabajadora. La gente de La Laguna sabe que sus horarios podían llegar a ser interminables. Ana se olvidaba hasta de comer cuando sus jornadas eran agotadoras. Una vez la pararon en el control de salida para Madrid, en el aeropuerto del norte y le preguntaron qué contenían esos envases y Ani contestó: – ” potajitos” “- me llevo los potajes congelados porque no me da tiempo casi de comer-. Estos me los hizo mi Madre” . Algunas diputadas de otras formaciones – Saben lo que alimenta el potaje canario- porque Ani los compartía en una pequeña cocina del Congreso donde los calentaba en el microondas y el espacio se impregnaba de olor a ” potaje de berros” . 

Ana es honrada, de una familia de 10 hermanos que comían por turnos en su infancia. De una integridad a toda prueba. Una gran hija. Gran hermana, gran madre. Ani conoce nuestros problemas y yo, que afortunadamente conozco a parte de su familia, puedo dar fe de lo que estoy diciendo. 

Ana Oramas es leal. He visto en esta formación política la defensa de Ani a lo que le ha parecido justo y enfrentarse por defender lo nuestro y discrepar cuando quizá podía haberse quedado callada. Ana lucha por lo que cree. 

Tememos muchos temas importantes para Canarias amigos y amigas. Nuestro régimen Económico y Fiscal, el comercio electrónico, los planes de empleo, ls tarifa única para viajar entre islas, la atención a las personas, la deuda que tiene España con nosotros en materia de sanidad, de educación, de transporte. El empleo juvenil.

Amigos y amigas, piensen por un momento el nombre de senadores y diputados de otros partidos, se acuerdan de algún nombre? De Ana Oramas si. Porque estoy seguro de que la veré comprando papas en el mercado de Santa Cruz o rosquetes Laguneros en La Laguna, o verduras para los potajes. Y ahí le diremos, si hace falta, lo que pensamos porque Ani es una mujer con gran capacidad de escucha.

Si Ana no está en Madrid, perderemos un largo camino que hemos recorrido y lo lamentaremos mucho después. Amigos y amigas, poco escribo de política en mis redes pero les pido el voto para Ana Oramas, para una mujer canaria, luchadora, integra, valiente, solidaria, nuestra.

Verla en las fotos como embajadora de la artesanía de Tenerife me llena de orgullo y me dice mucho de ella. Ana no se sacó la foto con un colgante de ” Bulgari” ella eligió los artesanos Canarios Juan Gil con sus argollas y Carmen Diaz, esa maravillosa Icodense que hace colgantes con calados Canarios.

Pensemos muy bien lo que vamos a hacer amigos y amigas porque tenemos una gran responsabilidad con esta tierra. No nos quedemos sin voz. Apoyemos a Ana Oramas.