Lo imposible en posible.

6 junio, 2013 at 6:25

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos, amigas y confidentes. Ayer fue un día donde me sentí realmente feliz porque el jugador tinerfeño y personal amigo Vitolo, me invitó a que acompañara a un equipo de fútbol sala a un encuentro con los internos del centro penitenciario Tenerife II.
Se lo agradezco mucho porque para mi fue una auténtica experiencia vital.
Compartir con las personas que formaron parte del equipo del centro fue una experiencia que no la podré olvidar.
Llegamos al centro y una vez pasados todos los controles accedimos a un polideportivo cubierto donde el equipo de Tenerife II ya estaba esperando. Saludos, agradecimientos, y ganas de compartir con el equipo de Vitolo se veía y se palpaba en el ambiente.
Cuando comenzó el juego, los amigos de Vitolo se dieron cuenta inmediatamente que no lo tendrían fácil, como así fue. Los internos jugaban de manera prodigiosa. Después me enteré de que ellos son campeones de la liga donde juegan y que los partidos, tanto de local como de visitante los realizan en el centro penitenciario.
Yo hacia las veces de entrenador del equipo ” amigos de Vitolo” pero mi papel me lo ” usurpó” otro gran amigo hasta que me impuse y le dije, aquí los cambios los hago yo ( jejeje).
Jugaron intensamente los dos tiempos y al final el resultado fue 3/3 aunque los ” amigos de Vitolo” pudieron haber caído derrotados de forma estrepitosa. Por lo menos un 6/3. En esta ocasión la suerte les favoreció.
En el intermedio, al campeón de España de Boxeo y amigo Ibrahim López lo invitaron al gimnasio que está en el centro para que escribiera una frase en la pared donde practican este deporte. Ibrahim escribió una dedicatoria en la pared y la finalizó plasmando ” nunca dejes de perseguir tu sueño”.
La dedicatoria y la frase me emocionaron. Y realmente tiene razón. Hasta en los peores momentos debemos soñar, debemos tener nuestros propios sueños y perseguirlos.
Realmente si no tenemos sueños ( algunos llaman objetivos) no podremos tampoco tener la capacidad de ilusionarnos. Y la vida tiene un gran componente de ilusión, de magia, de buenos deseos, en definitiva de poder hacer lo imposible en posible.
Es importante precisamente convertir lo imposible en posible. Creo que debemos luchar incansablemente porque sea así. Esa frase se la escuché atentamente a un gran amigo mío que ya no está con nosotros. ” lo difícil es convertir lo imposible en posible”. Me la dijo Adán Martín hace años cuando le fui a plantear un problema. Lo imposible en posible.
Que sea posible no es lo mismo que se logre. Pero yo creo que cuando damos el paso de hacerlo, ya deja de ser imposible por el simple hecho de intentarlo.
Yo agradezco mucho a Vitolo y a todos sus amigos que me hubiesen elegido a mí para acompañarlos. Es otra vivencia que me ha enriquecido, que me me ha hecho reflexionar profundamente y que se me quedará en la retina para siempre.
A veces hacemos felices a los demás con gestos que quizá no valoramos. Pero ayer fue un día de esos. El secreto de la felicidad es tratar de hacer felices a los demás.
Gracias Vitolo. Gracias a todos los compañeros que me invitaron. Gracias al público que llenó el polideportivo y que se ilusionaron por unas horas. En definitiva, gracias nuevamente a la vida.
Feliz jueves.

20130606-072544.jpg

El taxista.

5 junio, 2013 at 6:16

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos y amigas.
Hoy me contaron una historia realmente sorprendente. Unos turistas tomaron un taxi en Santa Cruz hacia el Puerto de la Cruz y después de pagar el servicio, el profesional del taxi se da cuenta que en el asiento de atrás hay una cartera con unos mil quinientos euros, tarjetas, y documentación varia.
El taxista, que ya estaba llegando nuevamente a Santa Cruz al ver la cartera retrocede y regresa al hotel, ya casi la una de la madrugada, entra en recepción y pide ver a los dueños del objeto y el dinero perdido. El recepcionista dijo que se lo dejara en recepción pero el taxista se negó y dijo que lo entregaba personalmente.
Una vez que el recepcionista llamó a los turistas, a los quince minutos bajaron y aún no se habían percatado de que habían extraviado sus pertenencias. El taxista se las entregó y los visitantes en señal de agradecimiento le dieron una propina.
Se intercambiaron los teléfonos, se tomaron algo en la recepción del hotel y al siguiente día el taxista volvió a buscarlos a petición de los ingleses que estaban pasando unos días aquí.
No se como se entenderían, pero al final terminaron tomando café en la casa del taxista que vive en el el Barrio de La Alegría justo en los pisos que pertenecen a la junta del puerto. Allí departieron con la humilde familia y la hija del taxista les indicó que estaba en la escuela oficial de idiomas estudiando precisamente la lengua anglosajona.
Pues mira por donde, los ingleses de Edimburgo le ofrecieron a esta joven chicharrera de 19 años que porque no se iba a terminar de estudiar al país de la lengua nativa de ese idioma tan necesario en estos tiempos. Obviamente la joven no aceptó, en principio.
Me siguen contando la historia y me cuentan que los ingleses, una vez llegaron a su país, lo primero que hicieron es enviarle un billete pre-pagado a esta joven que en estos días se irá a practicar el inglés gracias al gesto de su padre.
Es que la vida es así amigos y amigas. Hay muchísima más gente buena de la que no lo es, hay mucha gente honrada, bondadosa, de buenos sentimientos, abierta, afable, que se pone en la piel del otro. Gente de corazón inmenso, gente de probada lealtad, gente que hace que este planeta siga teniendo esperanza.
Esta noticia de que un taxista devolvió una cartera con mil quinientos euros seguramente no sale en ningún medio de comunicación, no creo que al profesional del transporte de pasajeros le importe mucho. Él hizo lo que tenía que hacer, lo que su conciencia le dictó, lo que el corazón le mandó.
Esa historia anónima a mi me llegó al alma. Me hizo seguir creyendo, me hizo sentir orgulloso de mi tierra, de mi isla y de mi gente.
Un café en el Barrio de La Alegría da para mucho queridos amigos. Estoy seguro que los ingleses de Edimburgo conocieron la verdadera autenticidad de la gente nuestra. Por supuesto que la conocieron.
Con esta reflexión, quiero testimoniar mi mayor reconocimiento a todos los taxistas de esta isla en la figura del señor del Barrio de la Alegría. A todos los profesionales del taxi que hacen que esta isla, que vive del turismo sea amable, segura, cariñosa, afable y agradecida.
Ahora, cada vez que tome un taxi me acordaré de la joven que se fue a Edimburgo a estudiar inglés gracias a ser como somos.
Un abrazo a todos. Feliz miércoles.

20130605-071614.jpg

Efrain en esencia pura.

3 junio, 2013 at 8:24

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos y amigas. Hoy escribo un poco más tarde porque con toda la alegría que me produjo el ” subidon” del ascenso del Club Deportivo Tenerife me costó dormir y tenía que levantarme a las seis y cuarto. Llegué a las doce a mi casa de Hospitalet.
No hay nada más agradable que viajar con personas que se saben adaptar a las circunstancias y que, desde luego, tu también te adaptas. No es fácil adaptarse porque cada uno tiene sus manías ( como dice thalia) Pero debo decir que en este viaje a Hospitalet, fue totalmente ” mágico”.
Yo a veces creo en que la vida tiene esos momentos mágicos que hacen que los resultados finales sean óptimos. Desde que llegamos con mis compañeras Cristina Válido, Ana Lupe Mora y Cristo Pérez todo fueron momentos de encuentro, de diálogos maravillosos, de anécdotas, de puestas a punto en situaciones de la vida, y, por supuesto, de compartir con los miles de aficionados que se desplazaron.
Esos miles de aficionados fueron en todo momento cómplices de la expectativa que estábamos generando. Nos veíamos en los restaurantes, caminando, paseando los nervios ( los nervios a veces se pasean).. Que bonito cuando descubríamos algún restaurante y empezaba a sumarse gente y una mesa de cuatro se podía extender hasta el infinito. Maravilloso.
Maravilloso fue el que en estos viajes conoces nuevos amigos. Se solidarizan, se amplían los grupos de washap, se conocen otros puntos de vista. Mágico.
En el estadio de Hospitalet fue todo tan mágico que era imposible que no se diera un resultado positivo. Totalmente imposible. Había mucha magia allí y muchos deseos de cientos de miles de personas en la isla. Las cosas cuando se desean intensamente a veces se cumplen. Muchas veces se cumplen. Casi siempre se cumplen.
Pero me quedo con ese reencuentro maravilloso entre mi persona y mis tres compañeras. Con Cristina he viajado muchísimas veces, pero este desplazamiento me supo a gloria. Con Ana Lupe también he viajado y este fin de semana me ha servido de aprendizaje. Y con Cristo nunca había viajado y ha sido para mi un total descubrimiento en positivo. Si quieres conocer realmente a alguien comparte un inmenso fin de semana. Gracias Cristo por ese sabor a ” menta Polar”.
Y que bueno que conocí y me conocieron los cientos y cientos de personas que fueron. Que compartí y compartieron y que viví con ellos y ellos vivieron conmigo.
Así me conocieron. Tal cual soy. Efrain en esencia pura, como dijo un señor que viajó con nosotros. ” me encanta haberte conocido en esencia pura”. Gracias mil.
Feliz lunes.

20130603-092449.jpg

Los colores del fútbol y la ciudad

2 junio, 2013 at 6:20

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos y amigas. Hoy será un día importante para nuestra isla porque estaremos todos, o la gran mayoría esperando que nuestro equipo representativo del fútbol Tinerfeño dé un paso y regrese a la categoría de plata del fútbol en nuestro país.
Muchos lo podrán ver muy importante y otros Menos . Yo pienso que es muy importante para la ciudad, para el optimismo, e incluso, para el desarrollo económico de nuestra isla.
Y cuando digo desarrollo económico me refiero a que un equipo del deporte más practicado del mundo forma parte vital del movimiento de una ciudad, e incluso de su estado de ánimo.
Además de ello, cuando el Club Deportivo Tenerife estuvo en primera división, cada vez que jugaba en casa se activaba el consumo en la ciudad, sobre todo en el sector servicios y de la restauración. Muchísima gente venía de otros sitios de Canarias a ver al equipo rival porque también era el de sus simpatías y eso generaba consumo.
Y si se genera consumo responsable se pueden también crear puestos de trabajo. Una vez me impresiono muchísimo como un señor que tenía un restaurante cerca del estadio Manzanares del Atlético de Madrid me dijo que estaba deseando que el equipo volviese a subir a primera porque su negocio se había resentido muchísimo. En ese momento reflexioné, hace años, que el deporte puede ser un factor a tener en cuenta para vitalidad económica de ese sector que a la vez genera riqueza en otros sectores productivos y económicos.
Y por supuesto la publicidad que significa que en todos los medios de comunicación aparezca cada fin de semana el nombre de tu isla. Si somos capaces de vender esa oportunidad seguro que para una isla donde el turismo es muy importante será beneficioso.
También generamos concepto de vida sana y muchísimos jóvenes imitan a los jugadores de su equipo. Está muy demostrado que aquellas ciudades donde tienen un equipo en divisiones de honor se practica muchísimo más el deporte rey. Y como todos los deportes, su práctica genera que tengamos una generación más sana y más vital.
Y genera optimismo. Necesitamos ser más optimistas. El fútbol es como un enorme psicólogo que nos aplica terapias de noventa minutos todos los fines de semana. Nos da sensación de pertenencia, sufrimos con el equipo, nos da alegrías, incluso nos potencia el tejido social de quien se sienta al lado cada quince días en un estadio y al final, lo consideramos algo ” muy nuestro” como parte de nuestra vida, porque en esos noventa minutos se generan intereses colectivos que son totalmente beneficiosos para la vida diaria.
Evidentemente, las polémicas del fútbol mueven enormes tertulias, discusiones acaloradas pero amigables, y ha significado historia.
Hay un estudio donde la marca ” España” tiene muchísimo prestigio en el exterior en el ámbito deportivo. Tanto prestigio tiene que los franceses quisieron mancharla y no pudieron porque le pagamos ( en fútbol) ganando un campeonato del mundo y un campeonato de Europa con la selección Española que también une.
Yo, cuando veo las terrazas de mi pueblo llenas de personas que están viendo el fútbol y consumiendo pienso que con ello estamos contribuyendo al desarrollo económico y al tejido social.
Evidentemente, no voy a decir ahora que si sube el Club Deportivo Tenerife se terminará la situación que estamos viviendo, pero todo lo que sea alegría, todo lo que sume, todo lo que inyecte optimismo bienvenido sea.
Espero dentro de unas horas estar feliz, estar más ilusionado y estar más alegre como todos ustedes. Un enorme abrazo de domingo y disfruten.

20130602-082053.jpg