Cloruro sódico.

7 mayo, 2013 at 5:56

Mi reflexión de hoy. Queridos amigos amigas y confidentes. ” controlar el consumo de sal alarga la vida”. Esto me dijo ayer una amiga mía que vino a mi casa a verme, a estar un rato compartiendo y también se animó a cocinar conmigo.
Yo normalmente cocino para varios días. Hago lentejas, potajes, dejo las ensaladas ya hechas sin aliñar, pescado, en fin, miro como están las cosas y dependiendo del mercado me meto en los fogones para tener los almuerzos y algunas cenas listas. Descongelar y dejarlo para calentar, comer y seguir.
Ayer me quedaba un poco de cherne salado y me dispuse a cocinarlo mientras mi amiga me ayudaba a preparar la salsa con la que cocinaría el pescado y de repente me dijo: efrain, si controlas el consumo de sal vivirás más.
Me explicó que cuando ya uno tiene una edad, la sal se vuelve enemiga del organismo. Te sube la tensión arterial, puedes tener problemas de riñón, es malísima para la hidratación de la piel, te puede afectar la vista y un largo etcétera de contraindicaciones que me indicaba mi amiga mientras yo miraba los trozos de cherne salado y no sabía si meterlos en el caldero o desecharlos.
Mi amiga siguió dándome los consejos de los sustitutos de la sal. Me indicó que mejor era comprar el pescado fresco y aderezarlo con limón o con hierbas aromáticas. ” con la cantidad de yerbabuena que tienes en tu finca Efra” me espetó mi amiga.
Yo escuchaba mientras lloraba por culpa de la cebolla morada. No precisamente por los consejos que me estaba dando con respecto a la sal. Ella se afanaba en un pimentón y mientras troceábamos los aliños para la salsa, seguía sermoneandome sobre los abusos de la sal.
Después pasó a explicarme de el porqué de las salazones de pescados y otros alimentos. Me contó que eso se hacía antes cuando no había refrigeración para los alimentos.
Ya los trocitos de cherne estaban en el caldero con una salsa maravillosa. Y mientras el cherne se cocinaba y desprendía unos olores dignos de la mejor cocina, ella seguía con su rollo de la sal.
Nos sentamos para seguir conversando y de vez en cuando yo me levantaba para mirar el desarrollo del caldero con el cherne maravilloso y por supuesto, totalmente desalado.
Seguimos hablando de muchas cosas pero hilo conductor de la conversación vespertina fue el consumo de sal. También decía de que realmente es necesario consumir la sal que necesitamos en nuestro organismo pero insistía en la moderación.
De repente me dio un arrebato y le dije: ” mira, este cherne me quedó tan sabroso que sintiéndolo mucho querida amiga me lo comeré mañana con unas papas bonitas de Arafo que me regalaron con mucho cariño. Así que mañana no hagas planes que almorzamos los dos aquí”.
Ella me miró y me dice: ” ay Efra soy un poco coñazo verdad?” Yo le contesté que tenía toda la razón del mundo y que ya con una edad teníamos que controlarnos definitivamente.
Le prometí que, aunque yo cocinaba todo muy bajo de sal, le haría caso y evitaría en lo posible la ingesta de cloruro de sodio. Cuando dije lo de cloruro de sodio ( lo leí en el paquete de sal) mi amiga soltó una sonora carcajada.
Yo pensé para mis adentros: mira bonita: con lo rico que es un trozo de cherne salado con unas papas bonitas para mojar en la salsa voy a hacerte caso yo ahora a ti. Ni lo sueñes.
Así que hoy almorzaré con mi amiga el menú que anteriormente les dije.
Antes de irse me dice, Efra, déjame probar la salsa. Y su respuesta fue: está perfecta de sal. Se puede comer.
¿Pueden creer que cuando mi amiga se fue yo me quedé investigando sobre la sal y sus contraindicaciones en Wikipedia ? Es que ……..
Aparte de que nos tenemos que cuidar, también es cierto que a medida que pasan los años nos volvemos un poco más neuróticos. Cosas de la edad y de la sal.
Feliz martes amigos y amigas.

20130507-065122.jpg

Azafatas y auxiliares de vuelo.

6 mayo, 2013 at 6:07

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos, amigas y confidentes. El mundo de la aviación ha cambiado muchísimo. Desde luego que se ha avanzado en nuevos equipos, en nuevas técnicas, en nuevos aviones, pero hoy me quiero referir a las azafatas o lo que se denominan ahora, ” auxiliares de vuelo”. Por supuesto que yo me niego a cambiarle el nombre a una profesión que ha sido un auténtico icono.
¿Recuerdan cuando estas beldades impecablemente vestidas nos hacían la demostración señalando las salidas de emergencia?: ” este avión dispone de cuatro puertas de emergencia, dos en la parte delantera y dos en la parte trasera” ya cuando llegaban a la parte demostrativa con la mascarilla de oxígeno era el éxtasis total. Todo el mundo pendiente de ellas y ellas miraban al fondo del avión. Ahora esa maravillosa explicación ha sido sustituida por unos dibujos animados japoneses que los ponen con un sonido femenino de ultratumba que a veces producen miedo. Hay que recuerdos tan maravillosos esas azafatas haciendo la demostración en vivo.!!!!!
Es que antes cualquiera no podía ser azafata y eran elegidas. Tenían que saber muchísimas normas de urbanidad, protocolo, saber estar. La Biblia de cualquier azafata de prestigio era el ” Harper’s Bazaar”, mientras que en mi ultimo vuelo, cuando ya estaba llegando a Tenerife y fui al baño, pude observar con autentico estupor como una azafata se estudiaba una revista llamada ” que me dices”.El dominio de los idiomas era totalmente fundamental. Pero sobre todo, debían ser objeto del más fino deseo. Ellas no caminaban por los pasillos de los aviones, sencillamente ” flotaban”. Las azafatas eran auténticos iconos.
Recuerdo a mucha gente en Tenerife que iban de paseo al aeropuerto de los rodeos a ver llegar los aviones y se tomaban un café en el bar para poder ver salir a las azafatas. Las nórdicas se llevaban la palma y eran las más admiradas. Ahora, como van tan neutras, tan minimalistas, tan normales, se confunden con los pasajeros. Es que ahora son de andar por casa. No me cabe duda que son grandes profesionales, pero el mito de las azafatas maravillosas ha finalizado hace unos años.
Hace unos años, mejor dicho, décadas, se miraba a las azafatas con envidia. Eran deseadas, eran guapas, tenían un gran estilo. Sus uniformes no eran uniformes, eran un canto a la ” Houte couture”. Ahora las puedo ver con tristeza ofreciendo surtidos ibéricos y vino de Rioja por 15 euros. Un auténtico espanto.
Antes las azafatas imponían. Realmente los pasillos de los vuelos intercontinentales se convertían en una auténtica pasarela de moda donde repartían estilo, sonrisas, y glamour total vestidas de los grandes diseñadores de la época. Ahora se han tenido que volver expertas en el manejo del datafono y de los menús bocadillos, propuestas de comidas calientes, pausas dulces o snacks salados.
Un amigo me cuenta que en una compañía de bajo coste, las auxiliares de vuelo pasan ofreciendo a los sufridos pasajeros ” rasca/rascas” de la suerte. Todo un horror.
Los zapatos planos se han impuesto ahora que prevalece el ir cómodas antes que el glamour. Ellas a veces van más cómodas que los mismos pasajeros. En mi último vuelo pude escuchar cuando una azafata muy folclórica le preguntó a la otra ” niña me dejas un coletero.? Se puso su coletero y sus trabas delante de todos los pasajeros y hala¡! A despachar como en cualquier chiringuito de playa.
Ellas ahora van provistas de una riñonera con monedas para dar el cambio. La próxima vez que viajen les pido que se fijen en la riñonera. No tiene desperdicio. Es que no sé como algunas amigas mías blogers expertas en estilo y tendencias que son hiper mega viajadas no se han dado cuenta de estos detalles y nos han ofrecido ya un post.
Ellas ahora van con el pelo llenos de trabas. Ellas antes iban peinadas de peluquería, tacones, uniformes de Balenciaga, Valentino, Chanel, Dior, Lacroix. Ahora van de Domínguez Basic.
Yo creo que volar debería seguir siendo un misterio. Realmente que un ” pájaro” tan enorme eleve el vuelo ya es un misterio y retrocedería en el tiempo. Para mi las azafatas deberían ser auténticas top models de los veinte mil pies de altura, deberían encerrar un halo de glamour, deberían desfilar continuamente, estar en poses como si las fueran a fotografiar miles de cámaras, hablar dulcemente. Deberían volver a ser divinamente deseadas y casi inalcanzables. Esas sonrisas ” colgate” ofreciendo café o te han pasado a la historia de la aviación civil.
Ahora más que nunca, las compañías Low cost deberían no escatimar en el personal. No deberían escatimar en hacernos sentir felices cuando volamos. Deberían volver a obsequiarnos aunque sea ” un canapé ” para sentirnos los reyes del aire. Deberían coger el vino de tetrabric, colocarlo en botellas de cristal y ofrecerlos como en las bodas de Caná. Deberían decirnos que si nos apetece tomar alguna ” gaseosa” o bebida carbonatada aunque fuesen esos refrescos caseros que se preparan con polvos. Deberían tener más imaginación y dependiendo de donde salga el avión ofrecernos algo con total glamour.
Por ejemplo, si el avión sale de la Habana, trocitos de dulce de guayaba ” Conchita” si sale de Tenerife, dulces Laguneros si sale de Marruecos dátiles, si sale de Sevilla polvorones, si sale de Mallorca ensaimadas, o de Madrid unos churros dulces. Todos estos dulces deberían ser muy diminutos. Ellos ahorrarían costes pero es que a nosotros nos gusta sentirnos importantes siempre. Así nos llevamos un recuerdo dulce y desearíamos volver. Deberían volver a hacernos creer que somos realmente importantes.
Fíjense que barato saldría. Un refresquito de polvos, un mini churro, y una sonrisa. Y nosotros los reyes de las alturas.
La profesionalidad de las auxiliares de vuelo de hoy en día repito que está fuera de toda duda, por supuesto. Ellas deben estudiar muchísimo para acceder a un puesto de trabajo cada vez más escaso y precario, sobre todo con Canarias. Hablo de las diferencias de estilo de una época a otra.
Hay amigos amigas y confidentes, ¡como han cambiado las cosas!. Pero nos quedan esos recuerdos imborrables fantásticos y maravillosos del mundo de la aviación cuando era auténtico glamour. Me cuentan que las compañías asiáticas sobre todo, siguen manteniendo la belleza y la amabilidad como principal premisa. Me dicen que nada más sentarte te ofrecen una toallita húmeda y perfumada para la cara y las manos como diciendo : ” bienvenidos al mágico mundo de la aviación” le esperan 11 horas de auténtico relax así que…..póngase cómodos”.

20130506-070703.jpg

Feliz día de las madres del mundo

5 mayo, 2013 at 6:47

Queridos amigos amigas y confidentes.
Hoy se celebra en muchos países del mundo el ” día de las madres” o ” día de la madre”.
Ahora ya no tanto, pero antaño se han escrito canciones preciosas dedicadas a las madres.
Yo recuerdo una que cantaban ” los churumbeles de España” que decía algo así como: ” en una casita muy vieja y muy blanca, camino del puerto de Santa María, habita una vieja muy buena y muy santa, muy buena y muy santa que es la Madre Mía”.
Las madres han sido fuente de inspiración para cantantes, poetas, pintores, escultores. Las madres han sido realmente quienes le han dado a la manivela del mundo para que siga en pie, para que siga caminando.
No hay nada en este planeta que pueda tener mayor capacidad de sacrificio que una madre. Recuerdo, no hace mucho, con la mía, que tuve una discusión porque estaba mala de gripe y en vez de estar acostada se ” empeñaba” en hacerme la cena. Se empeñaba no ,la hizo. Al final creo que le hacia más bien que otra cosa. Que momentos tan afortunados he tenido con mi madre.
Las madres todo lo dan. Intentan repartir entre todos sus hijos lo que buenamente pueden dar, tanto material como espiritual. Intentan ser lo más justas del mundo. Intentan que los sufrimientos nuestros lo carguen ellas.
El planeta lo mueven las madres. Hace unos días vi un documental en la tele sobre la natalidad en el mundo y cómo una madre africana recién dio a luz, caminó decenas de kilómetros para buscar agua para sus hijos. El instinto maternal es vida.
Nuestras madres darían todo lo que tienen por vernos felices. Nosotros debemos hacer por ellas solo un poco de lo que ellas han hecho por nosotros. Si hiciéramos sólo un poco, ya sería tanto que no tendríamos horas en el mundo para complacerlas. Sólo con habernos dado la vida ya es un eterno agradecimiento.
Todos los días debemos ” sacarle una sonrisa” a nuestras madres. Por cualquier motivo, por cualquier situación, pero que al final sonrían.
Hoy es un día propicio para detenernos diez minutos y acordarnos de anécdotas y vivencias simpáticas que nos hayan pasado con nuestras madres, las escribimos y la compartimos con ellas. Es algo que les encanta, que las hace sentir lo que realmente son: importantes.
Feliz día a todas las madres. Que todos los días sean días de las madres. Que podamos reconocer siempre su sacrificio, su comprensión, sus desvelos, su amor.
Gracias madre por tenernos y por ser mi cómplice.
Felicidades a todas mis admiradas madres.

20130505-074700.jpg