Camina o revienta

21 Septiembre, 2012 at 13:42

Mi reflexión de hoy. Ayer en la tarde, por fin, volví a empezar mis tradicionales caminatas de una hora y media por Candelaria. Ya llevaba tiempo que no lo hacia, casi dos meses. Los motivos? 1.- porque me mordió un perro el talón del pie izquierdo y no hay nada peor que caminar con cholas 2.- porque he estado terriblemente enganchado a ” cincuenta sombras de grey” un libro que no deja a nadie indiferente 3.- porque me inventaba yo mismo veinte mil excusas para quedarme ” echado” en mi casa. Había cogido hasta la costumbre de ese sueño soporífero de media hora que llamamos ” la siesta” y que es uno de los tópicos españoles en el exterior. Pero hoy dije………..BASTA.

Llamé a mis amigos de siempre, con los que camino todas las tardes y, menos mal, que seguían ahí, esperando a que se me pasara la ” vagancia estival” que todos los años me suele dar. Reconozco que cuando llegué a la basílica estaba ” echando el hígado por la boca” y mis amigos, en plan venganza, aceleraban el paso. Ellos creen que no me di cuenta, pero caminaban a una velocidad anormal para la temperatura y porque conozco perfectamente los pasos que dan por minuto.

Encima no paraban de hablarme para que yo les contestara y ” agotarme todavía mas”. Yo ya a la media hora de caminata les contestaba en monosílabos, y a los tres cuartos de hora movía la cabeza para indicar ” si” o ” no”. Deseando que la respuesta fuera afirmativa porque mover la cabeza a los lados me producía hasta vértigo.

También he tenido engañado a mi amigo José Cristóbal, que le he dicho que no he dejado de caminar ningún dia. Jose, reconozco públicamente que te he estado engañando durante un mes largo y que las fotos que te he mandado por washap para que vieras que caminaba eran fotos antiguas. Sé que sabrás perdonarme.

Otro amigo mio, al que también tenía engañado me dijo hace dos días: ” no entiendo como estas mas gordo si caminas todos los días y no comes hidratos” yo le contesté: ” yo tampoco, será el metabolismo?”.

También estaba ” echando el euromillón” y una vecina de Candelaria me dice ” tengo tiempo que no te veo caminar” a ella, como iba en cholas le enseñé la mordida del perro y le dije que el médico me había dicho que procurara ” no caminar”. ( mentira piadosa).

Bueno, no me queda mas que pedir disculpas y reconocer que llevaba un mes y medio que no hacia ejercicio, que ya comencé y que ahora me toca pagar la penitencia. Te prometo Jose que caminaré media hora mas todos los días para recuperar el tiempo perdido.

Que feliz me siento de que hayan personas que se preocupen por mi y que me muestren ese cariño del que espero ser merecedor.

Pero lo de ayer fue: camina………o revienta.

 

Santiago Carrillo

19 Septiembre, 2012 at 11:41

Mi reflexión de hoy. Ha muerto Santiago Carrillo. Y yo que pensaba que era casi eterno. Yo lo escuchaba atentamente cuando intervenía en las tertulias de la SER por la tarde y siempre admiraba su coherencia de pensamientos, su lealtad por sus ideas, su verbo cuando se expresaba y, con sus casi cien años, pensaba siempre que Santiago Carrillo era eterno.

 

Yo recuerdo, siendo un niño, en Vallehermoso, allá por el año 70, cuando todo el mundo “hablaba en silencio” sobre Santiago Carrillo. Se le nombraba pero sin que nadie escuchara, se le seguía pero sin que nadie supiera, se comentaba casi sin el más mínimo sonido, pero se hablaba.

Recuerdo cuando lo detuvieron en Barcelona que la noticia corrió por todo Vallehermoso como si de un silencioso huracán se tratase. Yo la escuché en una barbería y corrí a decírselo a mi abuela, que, la pobrecita, se llevó un gran disgusto. “ muchachooooo, quien te dijo semejante barbaridad?, abuela, que lo oí en la barbería de Ramón, le decía yo. Mi abuela me hizo prometer que jamás repetiría eso porque “esas cosas no eran para comentarla los niños”. Pero yo, que siempre fui muy curioso, “puse las antenas “porque de repente me interesó todo lo relativo a Santiago Carrillo. ¿Quien sería ese hombre que nombraban.?

Dos días después oí en otro “mentidero político de la época” de Vallehermoso la palabra “comunista”. Corrí hasta donde estaba mi abuela materna y, cuando no había nadie en casa, muy bajito le pregunté: abuela: ¿qué es comunista? Mi abnegada abuela soltó una “espumadera” en la vieja cocina, me miró y me dijo: “un día de estos me matas de un disgusto”. Siempre pensé que mi abuela le tuvo que decir algo a Ramon el Barbero porque, ya mas nunca me dejaron escabullirme en la barbería para “oír lo que no debía”. Eso me dijo Pedro Suarez “¡a ver niño, ven aquí solo cuando te vayas a pelar para que no oigas lo que no debes¡”. Lo recuerdo como si lo estuviera viviendo hoy mismo.

Otra vez, en el Seminario (yo estudié en el Seminario de La Laguna), hicimos una “gamberrada” unos cuantos seminaristas de la Gomera. Escribimos en el baño del Seminario menor una noche, “viva el Comunismo”. Para que no nos descubrieran, cada uno tenía que escribir dos letras. (Que listos somos los gomeros jajajaja). Como no pudieron averiguar nunca quien fue, castigaron a todo el seminario menor un mes sin paseos. (Salíamos por La Laguna los jueves y los domingos). Cosas de chiquillos, porque en aquel entonces nadie tenía conceptos de política.

Y ya en Venezuela, por supuesto, me explicaron muy bien quien era La Pasionaria y quien era Santiago Carrillo. Siempre le tuve gran simpatía porque fue parte de mis secretos de infancia en un pueblo donde se le nombraba en silencio. SANTIAGO CARRILLO.

 

Bares claves

18 Septiembre, 2012 at 11:43

Mi reflexión de hoy. El domingo dimos un paseo unos amigos míos y yo por diferentes puntos de la isla. Primero fuimos a ver al Tenerife que jugaba con un equipo llamado ” Caudal Deportivo”. Tuve que acudir a Google para averiguar de donde procedía dicho equipo y venia de las bellas tierras asturianas, especialmente de Mieres. ! Que bonito es Mieres! Por cierto, me sorprende gratamente el jugador del Tenerife ” Suso” que juega con un ímpetu magistral.

De ahí fuimos a comer a San Isidro, a una tasca nueva que se llama ” el patio”. Nos sorprendimos de la buena comida canaria, sobre todo, que mantienen esas recetas del sur profundo. Hay que ver que en el sur se come bien, en los abrigos con ese olor a mar, en tajao…..bueno, se come bien en toda esta isla bendita.

De ahí nos fuimos a Guia de Isora que estaba en fiestas. Me gustó mucho la decoración de sus calles, realizaron unos arcos decorativos con pinturas y unas terminaciones muy Canarias, sencillas pero deliciosas a la vista. La Virgen de la Luz estaba especialmente majestuosa.

 

Seguimos y nos tomamos el café en un bar de Arona. Una conversación parroquiana nos atrapó hasta que me di cuenta que me esperaba Sergio en Candelaria ( de Sergio hablé ayer)

Me encantan las conversaciones parroquianas de los bares y los cafés de los pueblos. Yo reconozco ” ser un poco cotilla” porque a veces disimulo que leo el periódico y lo que hago es ” poner la oreja”. Muchas veces he aprendido de lo que he oído ahí y me he llevado enseñanzas que jamas he aprendido en ningún despacho.

Yo tengo mis ” bares claves ” para ir a ” escuchar. Lo reconozco. No voy muy a menudo porque cada vez tengo menos tiempo pero siempre que puedo me pierdo por estos bares. Dos están en Candelaria, uno frente a mi trabajo en los Gladiolos, otro en el barrio Salamanca, y otro por la calle La Marina. De vez en cuando voy a ” escuchar” a un bar que está en el polígono de los Majuelos. A este bar me encanta ir a pedir el menú y ya la chica me conoce y me sonríe. Yo creo que se ha dado cuenta que voy a ” ver que se cocina” porque los camareros y los taxistas son ” auténticos psicólogos”, también los barberos.

También, un amigo mio ya sabe que me gustan ” esos bares” con sabor a parroquia, a conversación, a sabiduría, y por eso, a veces, nos escapamos al norte de Tenerife, a lo mas alto. Una vez le pedí al dueño de un bar el periódico del dia anterior y me dijo ” ya lo tiré, pero tome el de hoy que lo que cambian son las fotos”.

Pues eso amigos/as. Les recomiendo ese tour de buena comida y de grandes conversaciones parroquianas donde se aprende cada Dia algo nuevo.

 

Emigrantes

17 Septiembre, 2012 at 11:45

Mi reflexión de hoy. Ayer me despedí de mi amigo Sergio Almenar que se va a trabajar a Miami, estuvimos gran parte de la tarde hablando de proyectos, de sueños, de inquietudes y de ideas que algunas se cumplirán y otras no.

Sergio se va ilusionado porque tiene, nada mas llegar, algunas interesantes ofertas de trabajo y también va con los ojos puestos en lo que a él le gusta: la aviación. Bueno, no es lo que a él le gusta, es donde ha trabajado gran parte de su vida.

Quiero agradecer a Sergio que siempre me ha estado apoyando en todo: siempre presente, siempre discreto, siempre amigo, siempre leal, siempre mágico, siempre vital. ( quizá nunca se lo haya dicho) pero como se que leerás esto, que sepas que eres mi amigo, con todo lo que significa esta palabra.

Sergio es vitalista, sabe lo que quiere, arriesgado, entusiasta, algo minimalista, totalmente desprendido, preparado ( sobre todo en idiomas, habla cinco) y seguro que todo eso jugará a su favor.

Me recordó tanto el año 1976 cuando a mi me sucedió lo mismo!!! Me parecía estar viendo la misma película con ese argumento cargado de ilusión y de esperanza. Todo ha cambiado muchísimo pero, cada vez que en nuestra tierra las cosas no van del todo bien, el nuevo continente siempre se abre con grandes oportunidades. El Canario tiene fama en América de serio, trabajador y constante.

Pero también las dos historias, la de Sergio y la mía tienen cuestiones que coinciden: el continente, las ganas, la ilusión, la pequeña ansiedad que te dà lo desconocido pero, sobre todo, coincidimos en ” las ganas de volver”.

Sergio me dice que estará el tiempo necesario pero con el objetivo de volver a Tenerife, lo mismo que yo, que en el 76 pensé lo mismo: ” estaré solamente el tiempo necesario para volver a mi tierra”.Es que todo el que emigra siempre quiere volver y también, siempre añora la tierra que lo acogió. Es irremediable.

Lo decía Rubén Blades en una de sus canciones: ” todos vuelven a la tierra en que nacieron, al embrujo incomparable de su sol , todos vuelven al rincón de donde salieron donde acaso floreció mas de un amor”.

Un enorme abrazo Sergio.