Mi platanera

9 julio, 2013 at 6:37

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos y amigas. Me regalaron tres. Muy pequeñitas, tan pequeñitas, que el señor que me ayuda en casa a tener las huertas en buen estado me dijo que no se darían, que no crecerían, que al primer ventarrón seguramente no lo aguantarían.
Yo le pedí al Señor Manuel ( así se llama el señor que me ayuda) que las plantaríamos a ver que pasaba. Él me miró con cara sorprendida y las plantó por hacerme el gusto más que por otra cosa.
Después llegó mi madre y me dijo: ¡ pero hijo, si son plataneras de jardín!!!! Eso aquí no se va a dar. Yo insistí en que las dejáramos ahí a ver que pasaba y que en definitiva no molestaban.
Pasó todo el otoño y el invierno. Ellas empezaron a crecer y el Señor Manuel me dijo un día : ” las matas de platanera están enfermas porque las hojas se están quemando”. Una persona que entiende me dijo que las lavara con agua jabonosa y las aclarara y eso hice.
Y ellas seguían creciendo. Yo cada vez que llegaba a mi casa me daba la impresión que habían crecido algún centímetro. Las plantamos justo en la frente a la entrada de mi casa por lo que todos los días podíamos verlas.
Y pasó el invierno y aguantaron.
Y llegó la primavera y la entrada de casa se llenó de flores que alegran la vista, que estimulan el olfato: lirios, azucenas, dalias, rosas, geranios, claveles, mimosas. Y las plataneras seguían allí viendo crecer todo a su alrededor y ellas en medio de aquel espacio también creciendo. Se volvieron grandes, adultas, inmensas.
Un día le dije al Señor Manuel que las plataneras se habían salvado. El me contestó lo siguiente ” muy fuerte tiene que ser el viento para llevárselas”.
Pero yo pensé que jamás darían fruto. Lo pensé porque mi madre decía que eran plataneras de esas, de jardín. Yo le hice caso porque venimos de un valle de plataneras como es Vallehermoso. Y como podía dudar de su palabra?.
Una tarde cuando llegué a casa mi madre, toda contenta, me dice: ” ven que te tengo una sorpresa” y me llevó a la platanera para que viera como había ” reventado” la piña de plátano y me auguró que sería bastante grande.
Mi madre le comunicó la noticia a los vecinos que vinieron a ver el fruto de la platanera como si de un recién nacido se tratara.
Ahora todas las tardes veo a mi madre contemplando el fruto de la platanera y yo miro de reojo porque algo, quizá insignificante, la hace inmensamente feliz.
Le dije a mamá el otro día que las plantas me las había regalado un compañero mío del cabildo y me dice: ” bueno, pues compartes los plátanos con él”.
Y es que es tan hermoso ver crecer. Ver los frutos, ver como se va transformando la vida, ver como una planta se puede aclimatar y crecer aunque el ambiente sea inhóspito y crean que no resistirá.
Pues así es la vida. Siempre esperamos dar frutos, siempre estamos abonando nuestros proyectos y nuestras ideas, siempre estamos regando con el agua del amor para poder recoger bondad.
La vida es como la planta de platanera de mi jardín. Tenemos que pasar por muchos inconvenientes, pero con fe, con esperanza, con ganas, con tesón, con voluntad y con lucha conseguiremos al final que el fruto nazca.
Se que es una simpleza quizá, pero hoy he querido compartir esta alegría con todos ustedes. Quien sabe y estas plataneras ( ya son seis porque vamos a trasplantar los hijos) empiecen a dar fruto y pueda repartir plátanos nacidos desde el amor y el esmero. Ese es mi deseo. Es que cuando le pones amor a lo que haces, puede ser que los frutos tarden, pero llegarán.
Feliz martes.

20130709-073736.jpg

” no te veo pero te pienso”.

8 julio, 2013 at 6:13

Queridos amigos amigas
Los caminos de la vida son inescrutables. ¿ nos hemos detenido a pensar a cuantas personas conocemos a lo largo de nuestra vida? . Unas dejan una enorme huella, otras las hemos conocido en un momento puntual de nuestras vidas, otras han pasado como aves de paso y otras, quizá las menos, se han quedado y siempre están.
Hagamos un ejercicio para ver cuantas personas conocemos. Ahora mismo tomemos nuestro teléfono móvil en nuestras manos y vayamos a la ” lista de contactos”. ¿ cuantos contactos tenemos? Estoy seguro que hay muchos teléfonos que tenemos grabados en la memoria que ni siquiera sabemos quienes son, o al menos, no nos acordamos.
Y eso es normal. Hay situaciones en la vida que nos dejan un número de teléfono y que al tiempo aparece porque estábamos buscando otro contacto y pensamos ¿ y de quien será este teléfono?. Es normal.
Después existen muchos intereses lógicos. Personas que se comunican porque existe un interés para conseguir algún objetivo y también es normal porque han pasado por nuestras vidas en un momento en que quizá, ambas personas nos necesitábamos. Pero eso no quiere decir que nos comuniquemos diariamente y no lo hacemos por una sencilla razón: los objetivos que teníamos en común ya no los tenemos.
También, hay muchas veces en la vida que buscamos la soledad, unas veces porque realmente lo queremos y otras veces porque nuestra sintonía de comunicación está emitiendo en frecuencias diferentes y no llega. Yo creo que la soledad siempre hay que disfrutarla porque en ella nos podemos encontrar interiormente.
Me decía una vez un amigo mío que los momentos más exquisitos que pasaba era cuando ” estaba sólo”. Cuando todo el mundo se iba de su casa y él se encontraba con esa paz y ese silencio que no tenía precio. Pero que a las dos horas ya se asomaba a la ventana a ver cuando regresaban sus seres queridos.
Para ello hay muchos refranes Castellanos. ” prefiero estar sólo que mal acompañado” o ” el buey solo bien se lame” o ” sólo no me matan”. Nuestro refranero es tan rico que hasta en la soledad es inmenso.
Pero también existen personas que buscan la compañía de manera desesperada y eso es un error monumental. No podemos obligar a nadie a que mitigue nuestros momentos de soledad porque nos frustraremos muchísimo. Dos no se juntan si uno no quiere. Así que no debemos apurar los procesos porque nos equivocaremos. Los procesos de comunicación personal no debemos apurarlos. Tienen que surgir solos.
Todos tenemos esa gente especial que siempre está. Gente que llegó ” para quedarse”. Gente que está en nuestros pensamientos siempre
Yo, a veces digo una frase de un gran amigo mío de Venezuela que ya no está entre nosotros y que, en los años 90, cuando no habían estas tecnologías para comunicarnos nos veíamos normalmente los viernes. Siempre nos reuníamos en el mismo sitio y mi amigo, a veces tardaba quince días en ir y cuando volvía decía lo mismo: ” no los he visto pero los he pensado mucho”.
A mi esa frase se me quedó grabada para siempre porque él la decía de manera muy natural. Yo la adapté a mis frases y la transformé en ” aunque no te vea te pienso”.
Y es que la mente humana es prodigiosa. ¿ de cuantas personas nos acordamos al día que hace tiempo que no vemos?. Yo particularmente siempre estoy recordando. No se sí será por haber sido emigrante y haber tenido la dicha de conocer muchísima gente.
Y eso nos seguirá pasando hasta que tengamos que marcharnos. Una amiga mía conoció precisamente cuando su padre estaba en fase terminal a un enfermero del hospital donde estaba internado su familiar. miren por donde, él fue el hombro de consuelo de esta amiga mis y terminaron casándose. Hoy son felices y tienen una preciosa niña. Yo hace tiempo que no la veo pero ” la pienso”.
Por ello, siempre tenemos que estar abiertos a la comunicación, sabiendo que hay comunicación puntual, comunicación con fecha de caducidad y comunicación que es eterna.
Feliz lunes amigos y amigas.

20130708-071219.jpg

Gracias a la Federación Canaria y Tinerfeña de Boxeo.

7 julio, 2013 at 1:25

Quisiera agradecer con muchísimo cariño a la Federación Canaria de Boxeo y a la Federación Tinerfeña de Boxeo el reconocimiento que han hecho en la noche de hoy ( sábado) a mi persona. Dicho reconocimiento lo acepto con humildad y lo comparto con todo mi equipo, con mi compañero Carlos Alonso y con todas aquellas personas que hacen que todos los días admire más a las personas que se dedican a este noble deporte. Me ha emocionado y seguiré apoyando en la medida de mis posibilidades para que podamos seguir teniendo alegrías a través de este y todos los deportes. Gracias a Ibra, a Zeben y a Daluz por todos sus sacrificios que hoy nos han ofrecido. Un abrazo a todos y muchísimas gracias a la cantera y a los que fueron a Murcia y nos hicieron subcampeones de España de Boxeo. Gracias de corazón.

20130707-022543.jpg

” Judas, lo que tengas que hacer, hazlo pronto”. Mi reflexión de hoy.

6 julio, 2013 at 7:25

Mi reflexión de hoy.
Queridos amigos y amigas.
Uno de los episodios que más me gusta del evangelio es ” la santa cena” y la frase que más me hace reflexionar es aquella que dice ” Judas, lo que vayas a hacer hazlo pronto”.
Y yo creo que debería sucedernos siempre así. Aquellos que nos vayan a traicionar ” que lo hagan pronto”. Así nos recuperaremos antes y quizá el dolor sea menor.
Y es que hay traiciones en la vida que son difíciles de olvidar. Que te marcarán para siempre y que quizá te vuelvan desconfiado.
Pero precisamente ahí quiero llegar. Yo creo que aunque hayamos sufrido la más terrible de las traiciones siempre tenemos que pensar que existe gente muy buena y solidaria. Gente que será capaz de resarcir aquello que te pasó alguna vez.
Las traiciones son muy variadas: familiares, de parejas, de amigos, en el ámbito laboral, en el ámbito social. Existen desde la creación del mundo.
Pero siempre existe una nueva oportunidad. Me cuenta un amigo mío que estuvo seis años trabajando con otros dos supuestos ” amigos del alma” y cuando fue a ver, su trabajo de seis años se había escapado por la borda. Yo le digo a mi amigo que existe afortunadamente más gente buena que mala y que, ese episodio, debe borrarlo, pasar página como si nunca hubiese existido.
” lo que tengas que hacer hazlo pronto”. Quizá, si los dos ” Judas” no hubiesen esperado seis años para darle la gran puñalada a mi amigo, éste hubiese podido actuar de otra manera. Pero ya está……ahora a otra cosa.
Afortunadamente mi amigo ha podido iniciar una nueva actividad. Ha podido volver a confiar y está intentando salir adelante. Los dos ” Judas ” hace un tiempo que cerraron la empresa.
Mi amigo aún se refiere a ellos como ” amigos”. Es que tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Hoy mismo, hablando un rato, mejor dicho washapeando, me seguía hablando de ellos como gente cercana.
Es por eso, que yo siempre deseo que las ” traiciones” lleguen pronto. Que podamos detectarlas, aunque eso es prácticamente imposible.
Pero creo, que por más traiciones que recibamos, siempre tenemos que seguir confiando. Si en el mundo existiese más gente traicionera que buena, ya hubiésemos ” volado por los aires” se los puedo asegurar.
Y creo que debemos ir siempre con la verdad, aunque a veces duela decirlas. Si siempre decimos la verdad, jamás traicionaremos porque la verdad está casada con la lealtad.
Y así sigue la vida. Hoy nos llevamos un palo y llega otro y nos ayuda a levantar. Nos levantamos y seguimos caminando otro trozo. En el camino, seguramente que conoceremos mucha más gente que será leal que aquella que nos traicione.
Por eso por más golpes que nos llevemos, nunca perdamos la fe en las personas porque justo la que tienes al lado es sincera, verdadera y auténtica.
Y ojalá las traiciones que nos toquen vivir lleguen pronto. ” Judas, lo que tienes que hacer, hazlo pronto”. Entre más pronto lo hagan, más pronto nos recuperaremos.
Feliz sábado amigos y amigas.

20130706-082515.jpg